top of page

Volver peor

Los primeros días del segundo mandato de Dante Velázquez al frente de la Municipalidad de La Quiaca distan mucho de ser agradables. Primero fue la noticia de un impuestazo del 500% en los tributos municipales, aprobado por el Concejo Deliberante a pedido del jefe comunal.


Luego, se confirmó el despido de por lo menos 30 trabajadores de la Municipalidad, amparados en la explicación de que sus decretos de ingreso tenían irregularidades. Sin embargo, los gremios están en pie de guerra y anunciaron que revisarán caso por caso de las personas cesanteadas.


Dante Velázquez había apostado a un regreso triunfal a la administración quiaqueña, con una campaña centrada en "poner a la ciudad de pie" y en no aumentar los impuestos. Jaqueado por la situación financiera y necesitado de ubicar a sus colaboradores leales, recurrió a medidas que prometen traer mucha polémica.



Comentários


Editorial
Espacio en blanco

Espacio publicitario disponible

WhatsApp Image 2024-02-06 at 4.11.46 PM.jpeg
bottom of page