top of page

Entretelones de un PJ intervenido

A nivel nacional, el Congreso del Partido Justicialista tuvo como única novedad importante la aceptación de la licencia como presidente partidario de Alberto Fernández. Pero lejos está de poder resolver la nominación de un reemplazante y eso quedó expresado en la conformación de una comisión colegiada para el mientras tanto.


Dentro de ese cuadro, la situación del PJ jujeño era una de las cosas a dictaminar y lo primero que hay que destacar es que la resolución dejó contentos a todos los que querían que la situación de intervención continuara. Al menos por un año más, el Partido Justicialista seguirá intervenido y al mando de los dirigentes Aníbal Fernández y Gustavo Menéndez.


Una de las más exultantes con la resolución fue la senadora nacional Carolina Moisés, de muy buen vínculo con Fernández. La legisladora destacó las ideas de “renovación generacional y lealtad a los valores justicialistas”, casi como una chicana al ex presidente partidario Rubén Rivarola, que llevó las riendas del Partido hasta la irrupción de los interventores.


Otro de los sectores que se mostró satisfecho con la intervención fue el que responde al ex vicegobernador, Guillermo Jenefes, con fuerte presencia en Capital Federal a la hora del mitín político. Desde el espacio manifiestan que no es momento para internas partidarias y que hay que cicatrizar las heridas de a poco, mientras apuntan los cañones mediáticos sobre el intendente capitalino, Raúl Jorge, con quien han elegido rivalizar.


La diputada nacional Leila Chaher, por su parte, participó del Congreso y habló de “reorganizar nuestra fuerza”. Sin embargo, fue la única que apuntó a la necesidad de la participación de los afiliados y a que “es necesario ir a internas partidarias este año”, algo que no parece ser muy probable. ¿Por qué? El temor al aparato político de Rubén Rivarola y los intendentes que le responden frena cualquier expectativa de contienda, al menos hasta que el armado “antirivarola” suture sus heridas y gane en volumen.


A propósito, el sector del jefe de bloque en la Legislatura participó en Buenos Aires con la presencia de Dante Velázquez y Patricia Armella, dispuestos a no regalar ningún espacio. Mientras tanto, el fellnerismo brilló por su ausencia, sin interés aparente por la disputa partidaria pese a que muchos le hacen llegar al ex gobernador el interés porque alguien como él se involucre en el proceso como persona de consenso.


¿Cómo resolverá el peronismo jujeño su interna sin fin? Por lo pronto, cabe destacarse que 2024 es un año sin elecciones y donde todos apuntarán a tejer por lo bajo. En 2025, sin embargo, ya se pondrán en juego candidaturas tanto nacionales y provinciales, en una parada que varios creen imprescindible para el premio mayor de 2027. Los aspirante juegan sus cartas según su conveniencia y estrategia a mano: rosca nacional, tejido territorial, campaña de afiliación. Todo será importante y quizás la victoria se defina por detalles.




Comments


Editorial
Espacio en blanco

Espacio publicitario disponible

WhatsApp Image 2024-02-06 at 4.11.46 PM.jpeg
bottom of page