Rivarola, Alberto y el abrazo del oso

"Fuerte respaldo para la presidencia del PJ Nacional al compañero Alberto Fernández" reza la solicitada que publica el Partido Justicialista jujeño y que permite ver cuál será la estrategia del diputado Rubén Rivarola de cara a su construcción política en los tiempos que se vienen.


¿De qué se trata? En primer término, de una demostración de poder: el vicepresidente segundo de la Legislatura juntó una gran cantidad de firmantes y se puso al frente de ellos, en una evidente señal hacia Buenos Aires de quién conduce al peronismo en la provincia. La solicitada llegó hoy temprano a varios teléfonos de la Capital, que agradecieron la muestra de apoyo.


Por otro lado, la publicación refleja otro dato: los que no están, los excluidos. Allí se inscriben dos grandes sectores: el del senador Guillermo Snopek y los legisladores jenefistas y el de la diputada nacional Carolina Moisés y sus funcionarios nacionales.


Rivarola acapara para sí el sello del PJ. Y aprovecha la coyuntura política para sumarse al operativo clamor para que el presidente Alberto Fernández presida el peronismo a nivel nacional. El legislador provincial se frota las manos con sólo pensar en un 2021 en el que los cónclaves del PJ sean presididos por Fernández y pueda disipar las dudas que su figura tiene en Buenos Aires a la hora de decidir las candidaturas. Como es sabido, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kichner le bajó el pulgar hace ya varios años a Rivarola, vetando su candidatura en más de una oportunidad.


La entronización de Alberto Fernández al frente del peronismo generaría entonces un doble efecto: por un lado, la pérdida de centralidad de la ex presidenta en las decisiones y, por el otro, la búsqueda de apoyo del presidente en el sector más ortodoxo del PJ. Ambos aspectos favorecerían la estrategia política del palpaleño, dispuesto así a darle un fraternal abrazo de oso al presidente.


Con un gobierno provincial debilitado, la premisa de muchos peronistas parece ser que la competencia más dura será al interior del justicialismo. Por eso, y aunque aún falte mucho, Rivarola decidió mover sus fichas.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square