¿Cómo reaccionó la dirigencia jujeña ante la barbarie?

Todavía dura la conmoción ante el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y aún no se sabe qué consecuencias tendrá sobre la política nacional. ¿Habrá puentes hacia la unidad nacional o se exacerbará aún más la grieta? Por lo pronto podemos hacer un repaso de las principales reacciones de la dirigencia política jujeña, para intentar dilucidar cómo evolucionarán los hechos, al menos en la provincia.


La palabra más importante es la del gobernador Gerardo Morales, dado que en cada declaración suya se expresa no sólo el oficialismo local o la Unión Cívica Radical, sino la voz del Gobierno de la Provincia de Jujuy. Su primera reacción fue vía Twitter, expresando solidaridad y "enérgico repudio" al atentando sufrido por la vicepresidenta, aunque con una moraleja: "le pido a todos los dirigentes que reflexionen y ayuden a bajar la crispación de la sociedad". Una frase un poco cínica por parte de un dirigente que colecciona peleas y escándalos públicos con miembros de todas las fuerzas políticas, aunque atinada con el momento que se vivía y contrastando con los llamados "halcones" de Juntos por el Cambio, que ponían en duda los hechos o elegían no pronunciarse.


A las pocas horas, llegó el esperado zigzagueo de Morales, cuando decidió desoír el decreto presidencial acerca del feriado nacional y comenzó un raid mediático para explicar que en Jujuy se trabajaría a pesar de todo. En la serie de reportajes, al gobernador se le escaparon declaraciones polémicas que aludían al kirchnerismo como instigador de la crispación que hay en la Argentina. Advertido por sus colaboradores, el gobernador suspendió entrevistas y buscó comunicarse con Cristina Fernández para ponerse a su disposición y hacerle llegar su solidaridad. No lo consiguió, aunque sí pudo hablar con gente del entorno de la vicepresidenta, que le aseguró que haría llegar su mensaje.


La mayoría de los otros representantes del oficialismo local repudió con escuetas comunicaciones el atentado, aunque muchos pusieron en señalar que no debía decretarse un feriado nacional. La Unión Cívica Radical de Jujuy ya parece haber dado vuelta la página, promocionando el "contundente apoyo de intendentes a la candidatura de Gerardo Morales a presidente".


Por el lado de la oposición, las reacciones de apoyo a la vicepresidenta se multiplicaron, aunque los modos y los mensajes fueron bastante diferentes. En la Legislatura local, el primer bloque en expresar su repudio fue el de Por Jujuy, que encabeza Juan Cardozo Traillou, quien a su vez fue el primer dirigente en solidarizarse a través de las Redes Sociales con la vicepresidenta , condenando "la siembra del odio y el hostigamiento". Alejandro Snopek, otrora más reacio a participar del debate público, esta vez no le esquivó al bulto y participó incluso de la movilización en las calles.


Lento de reflejos, pero no tanto como hace unas semanas cuando demoró su apoyo a CFK ante la Justicia, se expresó el PJ, primero a través de un comunicado y luego a través de una conferencia de prensa, en la que sobresalió la ausencia de Guillermo Jenefes, quien prometió expresarse a través de una editorial en su programa. Rubén Rivarola intentó despejar las dudas sobre su juego político y, acaso sobreactuando su apoyo público, utilizó el lenguaje inclusivo en sus Redes Sociales para "apoyar a la compañera Cristina".


Arriba Jujuy, el espacio de la diputada nacional Carolina Moisés, fue el más combativo en los Medios y en las Redes Sociales, alternando la aparición pública de sus principales figuras. El ex intendente sanpedreño Julio Moisés volvió a subir el perfil y se destacó una vez más la figura de Patricia Gutiérrez, concejala de Libertador General San Martín, quien mostró una vez más su fuerza ante los micrófonos y en las calles.


Los legisladores nacionales identificados con el Frente de Todos también tuvieron diferentes reacciones desde Buenos Aires, lugar en el que los encontró el intento de asesinato a la vicepresidenta. El senador nacional Guillermo Snopek había dado hacía unas horas un discurso en el Congreso en el que pedía terminar con los discursos del odio, ejemplificados en el "son ellos o nosotros" de López Murphy. Tras el fallido atentado, Snopek volvió al Senado para la foto entre oficialismo y oposición en repudio a lo que se estaba viviendo y utilizó sus Redes para bajar un mensaje: "ellos y nosotros". Convertido en una de las principales espadas del oficialismo desde la Comisión de Asuntos Constitucionales, el senador jugó orgánicamente en el Congreso y supervisó la conferencia de Juntos por Jujuy.


La diputada nacional Carolina Moisés fue desde un principio la más combativa, llegando al punto de insultar a miembros de la oposición. Primero exhibió una furia tuitera que incluyó agravios para legisladores nacionales del radicalismo y un insulto a Amalia Granata: "en qué momento una hueca mononeuronal puede decir una mierda como esta? por basaras como vos pasan estas cosas". Luego se apersonó en la casa de CFK, acompañando a su par, Victoria Tolosa Paz, y otros legisladores que fueron hasta Recoleta aunque no consiguieron ver a la vicepresidenta.


Por el lado de Leila Chaher, cabe destacar que la diputada nacional ya había estado en el domicilio de la ex presidenta, en los momentos en que la Policía de la Ciudad reprimió a los manifestantes. La líder de La Cámpora local participó de la masiva movilización que se hizo el día siguiente, formando parte de la columna de su agrupación. Paralelamente, compartió en sus Redes Sociales las imágenes de los principales puntos de concentración de gente en Jujuy.


En cuanto a la Izquierda, el diputado nacional Alejandro Vilca expresó rápidamente su repudio a lo sucedido, a tono con la postura de todos los miembros del Frente de Izquierda respecto al atentado. Sin embargo, no hubo ningún tipo de movilización o acto en la vía pública.


Así termina el resumen de los principales pronunciamientos de los dirigentes políticos de Jujuy sobre uno de los momentos más conmocionantes de la historia de nuestro país. Con un gobernador radical condicionado por su interna al interior de Juntos por el Cambio y un peronismo dividido desde hace ya mucho tiempo, esas fueron las manifestaciones de los principales representantes del pueblo jujeño.






Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square