top of page

La tormenta peronista

La senadora Carolina Moisés sorprendió a todo el arco político jujeño con su voto a favor del RIGI, uno de los aspectos más polémicos que puso en discusión el Gobierno Nacional con la llamada Ley Bases. Y, al hacerlo, desató un vendaval de repercusiones que es difícil de prever dónde terminarán. 


Primero lo primero: ¿por qué Moisés levantó la mano, a sabiendas de las consecuencias que podría tener y habiendo denostado siempre públicamente el contenido de la ley? La explicación oficial de la legisladora fue que cree que "Jujuy necesita aprovechar las oportunidades que genera este régimen de promoción, atraerá capitales externos, permitirá la generación de emprendimientos que de otra forma no llegarían a Argentina".


Con un discurso lavado, símil Daniel Scioli, Moisés fundamentó su voto de medianoche, además de aclarar que había logrado cambios respecto al proyecto original. El contraste con su habitual oposición belicosa a Milei es marcado: la senadora no suele ahorrar adjetivos cuando se refiere al Gobierno Nacional. ¿Por qué ese cambio? ¿Tendrá que ver acaso el nombramiento de Guillermo Francos como jefe de gabinete? El nuevo hombre fuerte del Gobierno estuvo más de una vez por el Congreso en los últimos días.


Lo concreto es que Moisés ayudó con su voto a apoyar uno de los temas que más interesaba al Poder Ejecutivo. Y, a partir de ello, desató una tormenta de repercusiones y acusaciones, cuyas consecuencias aún son difíciles de imaginar. La primera en criticar a la senadora fue la diputada nacional Leila Chaher, quien la acusó de "entregar al país y Jujuy por 30 años" y se preguntó con sarcasmos "a cambio de qué". 


La senadora respondió la acusación de Chaher en las Redes y buscó hacer lo mismo con algunos comentarios que le aparecían. Pero fueron tantos, que tuvo que claudicar en su intención de dar la discusión y optó por un posteo en el cual fundamentaba su posición. Las principales figuras del Frente de Izquierda comenzaban a pegarle: Vilca habló del "cinismo de cierto progresismo que garantiza el saqueo de los recursos naturales". 


Los grupos de whatsapp del peronismo jujeño ardían, y llegó el comunicado del grupo de legisladores provinciales que responden a Rubén Rivarola: "repudiamos a la senadora Carolina Moisés que, en desobediencia al Bloque Unión por la Patria al cual pertenece y al mandato del pueblo justicialista, entregó con su voto positivo la soberanía de los recursos de nuestras tierras". Un poco de propia medicina por parte del cacique peronista, que aún trina por la intervención del Partido Justicialista. 


Pero las críticas llegaron incluso del sector más cercano a Moisés y casi no hubo quien saliera a defender su voto. El diputado Juan Jenefes, por caso, declaró que "el RIGI sólo beneficia a muy pocos, no va a beneficiar a los jujeños, no va a haber un beneficio si tampoco se levanta el cepo." ¿Puso Moisés en riesgo el precario equilibrio del PJ local con su jugada?


Hay quienes dicen que el fin de la intervención del Partido es inevitable, otros aseguran que con seguridad habrá elecciones internas junto a las que se celebren a nivel nacional. Moisés siempre tuvo "Arriba Jujuy" como caballito de batalla, pero luchó años por ganar una posición dentro del peronismo, que ahora comienza a ponerse seriamente en duda.




Comments


Editorial
Espacio en blanco

Espacio publicitario disponible

WhatsApp Image 2024-02-06 at 4.11.46 PM.jpeg
bottom of page