Un cierre Moralista

El cierre de listas de las distintas vertientes del peronismo acaparó casi toda la atención política durante los últimos días. Fue casi a pedir de Morales, quien siempre apostó a la división del justicialismo para restar competitividad a la principal fuerza opositora de su gobierno. Sin embargo, también fue tiempo de negociaciones y acuerdos para Cambiemos y conviene repasar los principales puntos de las listas oficialistas.


La primera noticia tiene que ver con la fórmula: luego de semanas de intrigas, rumores y operaciones en los Medios, el gobernador ratificó a Carlos Haquim como su compañero para los próximos cuatro años. El actual vicegobernador apostó desde un principio a que sería revalidado en la fórmula, pero desde distintos sectores del oficialismo intentaron impedirlo. Mario Fiad, Alberto Bernis y Tulia Snopek integran el núcleo duro del gobernador y son quienes pretenden que moralistas “puros” ocupen los puestos principales.


Ese sector también falló en su otra misión importante, que consistía en que el ministro Jorge Rizzotti dispute la intendencia capitalina, frente al inoxidable Raúl Jorge. Al Chuli se lo ve como un potencial rival para la sucesión de Morales, en 2023, y la intención era que disputara una candidatura nacional. Sin embargo, se salió una vez más con la suya e irá por una nueva reelección, sin la necesidad de enfrenar ningún tipo de interna.


La lectura de la situación indica que, luego de un periodo de fortaleza en la que el gobernador amagó con “ir por todo” y colocar a gente de su riñón en esos lugares clave, fue retrocediendo en sus intenciones los primeros meses de este año. La enorme baja de imagen del presidente Macri lo obligó a adelantar la elección y, luego de conocerse sondeos que indicaban que el derrotero de la marca Cambiemos también lo había golpeado, decidió aferrarse a todo lo conocido, sin provocar tensiones innecesarias.


En esa línea, también se permitió sumar a todos los aliados del peronismo dispuestos a saltar el charco. Roly Ficoseco, Miguel Tito y el Gringo Ortiz tendrán su lista dentro del oficialismo, protagonizando un caso de travestismo político inédito. Todo suma a la hora de conseguir votos en momentos de dificultad.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square