Lo que se viene

Se avecina una nueva elección en Jujuy. Con componentes repetidos, como una esperable polarización entre UCR y PJ, e ingredientes inéditos, entre ellos un casi seguro enfrentamiento entre cuñados por la silla de gobernador. El dato saliente es que faltan menos de 3 meses para las elecciones y hay muy poco información confirmada por las principales fuerzas políticas.


El oficialismo llevará a Gerardo Morales como candidato, pero aún no ratificó a su compañero de fórmula, Carlos Haquim. Internas de último momento, la ambición del senador Mario Fiad y las poco convincentes expresiones del gobernador al respecto, han generado dudas respecto a quién será finalmente el candidato a vice.


Pero esa no es la única tensión que tiene el oficialismo, ya que algunos jefes comunales no quieren saber nada con habilitar colectoras en sus municipios: apoyan incondicionalmente a Morales, salvo que pongan en peligro sus territorios. El gobernador quiere repetir el esquema de que todas las listas sumen hacia su candidatura, y de paso contentar a sus aliados dentro de Cambia Jujuy con la posibilidad de disputar electoralmente allí donde lo deseen.


Por el lado del peronismo aún no hay candidaturas confirmadas, pero el senador Guillermo Snopek es número puesto para enfrentar a Morales, sostenido en algunas encuestas que lo dan como el dirigente opositor que más mide. Sobre su acompañante en la fórmula trascendieron varias versiones, pero la idea que prima es que sea una mujer, contrastando con la fórmula del oficialismo -que se descuenta llevará dos hombres- y aprovechando el auge del movimiento de mujeres en todo el país.


¿Tiene chances reales el PJ de recuperar el gobierno? Todo parece indicar que no, y que el objetivo es descontar la ventaja que Morales les sacó en las últimas dos elecciones, para ir revirtiendo el clima político e imaginar un gobierno peronista en 2023. Es por eso que una de las peleas cruciales será la conformación de la lista de diputados provinciales: hay demasiados dirigentes expectantes para tan pocos lugares.


Otro de los grandes interrogantes es qué hará el sector del peronismo kirchnerista, que apunta a una renovación. Su máximo exponente, el carmense Adrián Mendieta, estuvo en Buenos Aires la última semana y no hubo dirigente al que no visitara. La duda pasa por saber si jugarán con el viejo PJ o apostarán por ir por afuera, aunque tampoco hay que descartar la opción de que acuerden presentar una lista colectora.


Las dos principales fuerzas políticas comienzan así el proceso de definición de candidaturas. Convenciones Partidarias, llamados a Internas que difícilmente se hagan, declaraciones rimbombantes en los Medios: todo será parte de un proceso que durará al menos unas semanas más.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square