¿Con Gioja o Barrionuevo?

Sabido es que el PJ local está en un momento de reacomodamientos y muy lejos de poder mostrar una posición común de sus dirigentes frente a la mayoría de los temas. Sin embargo, los posicionamientos a nivel nacional serán de gran importancia en lo que hace a las candidaturas venideras, y la del PJ Nacional también dista de ser una situación ordenada. En ese contexto, surge el interrogante de con quién terminarán referenciándose en el peronismo jujeño.


Durante los últimos días, las reuniones en Buenos Aires estuvieron a la orden del día y, más allá de la rosca habitual, parecen perfilarse algunas certezas. La primera de ellas es que el sector kirchnerista buscará tender puentes con todos y para eso ha designado al ex gobernador de la Pampa, Rubén Marín, al frente de la Mesa de Acción Política. El nombramiento es un dato en sí mismo, ya que el pampeano es un histórico opositor a Cristina Fernández pero que, al igual que Alberto Rodríguez Saá, se entusiasma con la nueva etapa y con trabajar por la unidad.


Mientras tanto, el espacio de los gobernadores ha coincidido con el massismo en su negativa a participar de las reuniones peronistas encabezadas por José Luis Gioja, desairándolo y jugando en tándem después de mucho tiempo. Paralelamente, han enviado dirigentes de alto perfil a participar de un panel de Economía que organiza el interventor del PJ Nacional, Luis Barrionuevo: el massismo comprometió la presencia de Marco Lavagna y Aldo Pignanelli, mientras que Urtubey envía a su jefe de Gabinete, Fernando Yarade. Una manera de tender puentes con el líder gastronómico pero sin necesidad de posar en una foto con él.


Lo llamativo es que los peronistas jujeños se han mantenido al margen de una y otra rosca, enterándose por los Medios sobre lo que ocurre a nivel nacional. El presidente del PJ local, Rubén Rivarola, había decidido en un momento apostar que la intervención no duraría mucho y evitó mostrarse con Barrionuevo. Sin embargo, el tema sigue dilatándose, y el dueño de El Tribuno tiene cierta desconfianza para con Gioja, por su histórica amistad con Eduardo Fellner.


El senador nacional Guillermo Snopek, por su parte, apuesta a la relación que ha generado con el ex interventor del PJ provincial, Celso Jaque, y a los lazos que viene construyendo en Buenos Aires con peronistas históricos, todos enemistados con Barrionuevo. Sin embargo, juega dentro de el espacio de los gobernadores y no ve con buenos ojos el acercamiento de éstos al massismo, ya que en Jujuy ese lugar pertenece nada menos que a Alejandro Snopek.


Las diferencias históricas, que explotaron en el Bloque Justicialista de la Legislatura con el caso Ficoseco, hacen que sea casi imposible que se unifique una posición con respecto a la situación del PJ a nivel nacional, que no es otra cosa que decidir a qué candidato se va a apostar en el 2019. ¿Cristina? ¿Urtubey? ¿Massa? ¿algún tapado como Manzur? Esos y otros interrogantes comenzarán a develarse los próximos meses.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square