La Liga de Intendentes Peronistas pone un pie en Buenos Aires

La Liga de Intendentes, Comisionados, Concejales y Vocales Peronistas, que se creó recientemente, tuvo su primera visita oficial a Buenos Aires. Y, al parecer, no sólo se ocuparon de gestiones para sus municipios, sino que también aprovecharon para mantener encuentros políticos con distintos referentes nacionales.


El encuentro que más repercusión generó fue el que tuvieron con el diputado nacional y jefe de Bloque del FPV, Agustín Rossi, con quien conversaron “sobre la realidad política nacional y del Partido Justicialista”. Rossi es uno de los aspirantes principales a la candidatura presidencial por parte del Frente para la Victoria, y desde hace meses viene manteniendo encuentros con referentes territoriales de todo el país.


Pero además, los miembros de la Liga también se dejaron ver con el intendente de Castelli, Francisco Echarren, que pregona a quienes quieran escucharlo sobre la necesidad de modernizarse por parte de los justicialistas. Allí estuvieron el intendente de El Carmen, Adrián Mendieta, el de Caimancito, Nelson Torres, y el diputado provincial Pedro Torres. Según comunicó el propio intendente bonaerense, su municipio asesorará a los miembros de la Liga en cuestiones de Urbanismo.


También hubo espacio para los encuentros de gestión, por supuesto, y allí estuvieron los representantes jujeños deambulando por los ministerios de Trabajo, Interior y Desarrollo Social. Los comisionados de Santa Catalina, Diego Solís, y de Cusi Cusi, Martín Condorí, aprovecharon también para escuchar al ministro Dietrich en el Senado, e intentar destrabar las obras pendientes en la ruta 40. Pero, como comentan todos por lo bajo, en uno y otro lado al parecer no se habrían llevado más que promesas y fotos de ocasión.


En ese sentido, nada muy diferente a las últimas veces que los intendentes habían estado por Buenos Aires. Pero hay algo que sí parecería estar cambiando y tiene que ver con el vuelo político que los dirigentes de la Liga aspiran a tener, lejos de padrinazgos políticos de otras épocas. Y para eso, nada mejor que empezar a poner un pie en Buenos Aires.

Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square