Los que suenan y los que sonaron

A tan sólo dos días del cierre de listas, la rosca política está en su punto cúlmine en todos los frentes que se inscribieron para las elecciones legislativas de junio. Los listados que se viralizan por whatsap y por las Redes Sociales tienen mucho de operación y poco de realidad, aunque han conseguido poner nervioso a más de un dirigente, así como las encuestas que se "filtran" y que llegaron a generar reacciones oficiales de funcionarios del Gobierno.


En el oficialismo hay bastante certeza en cuanto a los nombres, aunque no así sobre el orden de los mismos en la lista. Todo parece indicar que el gobernador Gerardo Morales sacará a jugar a Omar Gutiérrez como cabeza de lista, aunque las encuestas han arrojado números decepcionantes sobre su nivel de conocimiento. Según los trabajos cuantitativos que encargó el propio Gobierno, Gabriela Burgos es quien tiene mejor imagen entre los aspirantes a encabezar: si no va en primer término, irá segunda.


La mayoría de la lista se completará con actuales legisladores: Alberto Bernis, Cynthia Alvarado, Fabián Tejerina, María Eugenia Nieva y Néstor Sanabia son una fija. La pelea por el resto de los lugares aún no ha terminado: Morales aspira a hacer jugar caras nuevas en esta elección, pero no quiere dejar de retribuirle a sus legisladores salientes tantos años de ordenamiento sin discusión. Quizás un puesto en el gabinete sea un premio consuelo para algunos de ellos.


El sector peronista que acompaña al gobernador tiene aspiraciones más modestas en la elección, por lo que los tres primeros lugares son los que se disputan a todo o nada. Dos nombres suenan muy fuerte: el ministro de Gobierno y Justicia, Agustín Perassi y la actual legisladora Susana Haquim, hermana del vicegobernador. Según parece, la lista la terminarán de decidir los dos hombres fuertes del peronismo oficialista sobre la hora.


Por el lado del PJ, la gran incógnita es saber cuánto daño le ha hecho un cierre de alianzas que lo ha vaciado de aliados, lo que se traduce en incertidumbre acerca de cuántos diputados puede aspirar a sentar en la Legislatura. Rivarola es el dueño de la lapicera, aunque respetará sus alianzas con el peronismo ortodoxo: siguiendo esa línea, Pedro Belizán, Liliana Fellner, Juan Jenefes y Patricia Armella parecen número puesto.

Por un lugar expectante pelean La Cámpora, el sector de intendentes que responde a Nilson Ortega -que ubicaría a su hijo- y el movimiento sindical, aunque Rivarola aspira a sumar un tercer legislador "puro" y Jenefes ya avisó que, a partir del espacio vacío que dejaron otros dirigentes, él no se contentará con un solo lugar.


Los otros dos frentes peronistas aún no han ordenado del todo sus fichas. En uno, todo parecía indicar que Alejandra Cejas sería quien encabece, pero Dingui Palmieri no está dispuesto a resignar ese lugar: el pronóstico es incierto. En el frente de Carolina Moisés reina el hermetismo: ella, su padre y su hermana se dividen las reuniones políticas y, por ahora, nadie que no sepa de la familia sabe nada.








Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square