Rivarola quiere internas cerradas

El presidente del Partido Justicialista, Rubén Rivarola, indicó públicamente cuáles serán los dos próximos movimientos que promoverá en el peronismo local: por un lado, una amnistía general a los expulsados otrora; por el otro, el llamado a internas para elegir todos los cargos electivos a disputarse en 2019.


Ante la inminente llegada del año electoral, Rivarola busca engrosar los padrones del PJ de cara a una interna en la que se plantea competir con todos los sectores que quieran hacerle frente. Eso sí, las internas no serían abiertas ni obligatorias, por lo que el peso de los aparatos aumentaría en importancia.


Curiosa maniobra del titular del peronismo, que llegó al máximo cargo partidario luego de salir tercero en las PASO del 2017, detrás de Guillermo Snopek y Liliana Fellner. Aquella normalización del Partido trabajada por el mendocino Celso Jaque lo terminó consagrando inesperadamente, en uno más de los tantos arreglos a puertas cerradas que tiene la política.


Durante este año el sector rivarolista mantuvo una fuerte polémica con el jenefismo, encarnada en la lucha por la banca de legislador que dejó vacante Roly Ficoseco al quedarse en la intendencia de Perico. Allí, se terminó imponiendo la voluntad del dueño de El Tribuno y quien asumió fue su cuñado, Alfredo Gerry.


Jenefes hoy parece alejado de la polémica y disfrutando de las buenas migas con el gobernador Gerardo Morales, aunque su ahijado político Guillermo Snopek comenzó a levantar el perfil al ver al actual mandatario debilitado en lo político. Atento, Rivarola ha comenzado a marcarle la cancha y de paso, tal como asumen sus operadores en los Medios, “mojarle la oreja” a cualquiera que se le anime.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square