Inversiones: mucho ruido y pocas nueces

La promocionada gira a China de funcionaros y empresarios jujeños tuvo una escala en Londres, en donde el gobernador Gerardo Morales participó de un seminario organizado por la Embajada Argentina. Rápidamente, voceros del Oficialismo se apresuraron a adelantar en los Medios que se trató de un acto para ofrecer posibilidades de inversión a capitales ingleses.


El viaje se da en un momento en el que la anunciada inversión del Grupo Omega Energy (de origen colombiano) en el Ingenio La Esperanza quedó en veremos, luego de que trascendiera que los empresarios colombianos buscarían cambiar las reglas del juego previamente acordadas.


La decepción no sería la primera en cuanto a empresarios interesados que se acercan a Jujuy pero no terminan de cerrar un trato con el Gobierno Provincial. “Minería, Hidrocarburos y Energías renovables son objetivos centrales de inversiones europea, americanas y asiáticas, que están llegando a la República Argentina”, anunció entusiasta Morales, aunque la realidad no refleja tales resultados.


La potencialidad de Jujuy en materia de producción de Litio resulta innegable, pero ya han pasado varios años y el desarrollo y la explotación anunciadas nunca se concretan. Probablemente, la endeble situación económica del país no contribuya a alentar la posibilidad de que inversores externos hagan pie en Argentina.


Al respecto, el gobernador buscó transmitir tranquilidad y aseguró que “están dadas las condiciones para invertir en la Argentina, porque existe seguridad jurídica y reglas claras para el futuro, garantizando que la situación política en el país a partir de las fuerzas políticas del Gobierno y la Oposición dan previsibilidad de futuro, con reglas claras.


Más allá del optimismo, y de muchos anuncios, giras comerciales y convenios de cooperación firmados, no se han visto las inversiones que se esperaban. En la interna del Gobierno, señalan al ministro de Desarrollo Económico y Producción, Juan Carlos Abud Robles, como el gran responsable de los magros resultados. Lo único certero en Jujuy, hasta ahora, parece ser el hecho de que hay mucho ruido y pocas nueces.

Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square