¿Y dónde está el piloto?

El gobernador Gerardo Morales vive días muy activos en materia política, disfrutando el haberse transformado en una de las principales figuras de Juntos por el Cambio a nivel nacional, tras asumir la presidencia de la UCR. Sin embargo, en la Provincia comienzan a activarse las alarmas por las continuas ausencias del gobernador en un momento en el que la situación económica apremia.


El propio Morales es quien hace trascender la mayor parte de sus actividades fuera de Jujuy, difundiéndolas a través de sus Redes Sociales y en general enmascaradas con alguna firma de convenio con otro gobierno provincial o el anuncio de actividades de capacitación. Pese al esfuerzo del equipo de Prensa del gobernador, las recientes visitas a Santa Fe y Córdoba dejaron a las claras un claro tinte político y que responden al objetivo inmediato de fortalecer a la UCR en la interna opositora de cara al 2023.


"Tenemos que aprovechar este año para instalar a Gerardo a nivel nacional, hoy las encuestas nos siguen dando muy abajo como para poder aspirar a ganar unas PASO en Juntos por el Cambio", confirmó a Política Jujuy un estrecho colaborador de Morales. El gran desafío pasa entonces por poder mantener la Provincia en orden y sin grandes sobresaltos, una tarea para la que el gobernador confía en una reducida mesa chica que encabeza su hermano, Freddy Morales.


Con el comienzo del año 2022, los frentes de conflicto abiertos son varios. El principal tiene que ver con las negociaciones paritarias, destacándose el caso de los docentes y los trabajadores estatales: los gremios estaban dispuestos a conversar el número final con el Gobierno, pero un malestar "de abajo hacia a arriba" comenzó a percibirse durante la última semana. A los docentes, por caso, se les ofreció un 19% de aumento en tres tramos, un porcentaje lejanísimo al 45% que se cerró en la paritaria nacional docente. ¿Cómo seguirán las negociaciones?


El frente político también amenaza con recrudecer. A la intempestiva renuncia de la ex Secretaria de Gestión Educativa de la Provincia -por diferencias con la ministra María Teresa Bovi-, se le suma un recrudecimiento de la interna radical en algunos municipios, como San Salvador de Jujuy y Libertador General San Martín. En este última localidad, la todavía no aclarada renuncia pública de los concejales de Juntos por el Cambio pone en evidencia la falta de una conducción clara.


Con legítimas ambiciones presidenciales, Morales destina una gran parte de su tiempo a atender cuestiones políticas nacionales, que en muchos casos lo llevan a ausentarse físicamente de Jujuy. Ante esa sensación de que los conflictos puedan ir en escalada, muchos repiten la muletilla "esto con Gerardo acá no pasaba" y otros simplemente se preguntan: ¿dónde está el piloto?










Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square