Un discurso sin pena ni gloria

El gobernador Gerardo Morales cumplió con el trámite de inaugurar formalmente las sesiones legislativas en Jujuy, con un discurso largo, en algunos puntos reiterativo y, sobre todo, que dejó afuera el proyecto de reforma constitucional. Había muchas especulaciones respecto a lo que pudiera llegar a anunciar Morales respecto a la Constitución pero, tal como anticipó Política Jujuy, las disputas al interior de la coalición gobernante hicieron que el asunto se postergara hasta que las aguas estén más calmas.


El gobernador hizo hincapié reiteradamente en asuntos nacionales, buscando dejar planteada una visión de país en medio de una asamblea legislativa que probablemente esperara otra cosa. Así, alusiones a Aerolíneas Argentinas, las negociaciones con el FMI, la década del 90 o su relación con Alberto Fernández o Mauricio Macri fueron moneda constante en la alocución de Morales.


En el plano provincial, era sabido que el Gobierno no tendría mucho para mostrar, más allá de las menciones de siempre a Cauchari, Cannava, el litio, las zonas francas y otras bondades que Morales promete que traerán su fruto en el futuro. Allí radica la estrategia del gobernador: ante un presente muy difícil, utiliza constantemente la alusión a los resultados que están por venir, pese a que ya lleva seis años al frente del Ejecutivo provincial.


Quizás consciente de que los ánimos en la calle no eran los mejores, Morales preparó a último momento un decreto para el pase a planta permanente de alrededor de 1.300 trabajadores. Frente a los reclamos de estatales, docentes y trabajadores de la Salud, primó la idea de dar una buena noticia sobre la chicharra, pese a la desprolijidad con la que se manejó el tema.


Con una Legislatura vallada como en otras épocas y dos sectores de manifestantes a favor y en contra del gobernador, se llevó a cabo el inicio de sesiones. Así, entre gritos de "Gerardo presidente" por un lado y menciones a la inflación y a los sueldos por el otro, el gobernador pronunció un discurso más ante los legisladores, que seguramente pronto pasará al olvido, sin pena ni gloria.




Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square