Todo lo que desató el nombramiento de Ekel Meyer


La asunción de Ekel Meyer como vocal en el Tribunal Superior de Justicia generó todo tipo de conversaciones, especulaciones y reproches cruzados entre distintos dirigentes peronistas, potenciando la habitual virulencia de aquellos que desde hace tiempo plantean una oposición más férrea al gobierno de Morales.


"Gerardo nos primerea siempre, una cosa es cuando recién había asumido y estaba envalentonado por el triunfo de Cambiemos, pero hacer esto ahora habla a las claras de que no va a retroceder", explica no sin algo de verguenza un legislador peronista.


La alusión tiene que ver con la maniobra que Morales empleó con la Justicia en el inicio de su mandato, cuando amplió el número de miembros y luego designó legisladores radicales en los nuevos puestos. "No puede pasar esto sin que haya habido pactos, deberíamos habernos unido todos para dar esa pelea y la hubiéramos ganado", completa el diputado.


Esa voluntad de Morales de avanzar es lo que puso en alerta a muchos, que ya sospechan que el gobernador adelantará las elecciones provinciales para favorecer al oficialismo y desnacionalizar la pelea. La idea es lograr ingresar la mayor cantidad de legisladores: ¿sueña Morales con controlar los dos tercios de la Cámara?


Por lo pronto, esa idea, sumado al hecho de que algunos legisladores de la bancada peronista se han mostrado acuerdistas en muchas oportunidades, agita las aguas en el PJ. En parte, según pudo saber Política Jujuy, de eso se habló en la famosa reunión de Olivos que una pequeña comitiva de dirigentes díscolos tuvo con el presidente Alberto Fernández.


El nombramiento de Meyer, quien coordinó el procedimiento de detención de Milagro Sala y tiene denuncias por abuso de poder, colmó el vaso de un presidente que tiene trato cotidiano con Organizaciones de Derechos Humanos, entre las que se destaca el CELS, comandando por el periodista Horacio Verbitsky.


Por eso mismo, no sorprendió que unos pocos días después el presidente volviera a criticar la prisión de Milagro Sala, afirmando que "lleva cinco años presa con procesos irregulares". Por ahora, Fernández seguirá cultivando el diálogo con el Morales, aunque claramente tomó como una provocación el nombramiento de Meyer. Por las dudas, siempre tiene a mano el proyecto de intervención de la Justicia local que presentó en su momento el senador nacional Guillermo Snopek.






Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square