Sorpresivo y contundente apoyo de Alberto

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, aprovechó su reciente paso por Salta para recibir a una delegación de dirigentes del Frente Unidad para la Victoria jujeño y respaldar su lista de cara a los comicios legislativos que se celebrarán en poco más de una semana.


Fernández posó para las fotos junto a los dos primeros candidatos del Frente, Diego Palmieri y Alejandra Cejas, sosteniendo la boleta en sus manos. Una clara señal de respaldo que resultó sorpresiva, ya que el Gobierno Nacional se había mostrado prescindente frente a la diáspora que se generó dentro del peronismo jujeño.


El presidente desairó así a las otras listas peronistas: la del PJ oficial que conduce Rubén Rivarola -que de hecho es la única autorizada para llevar el nombre "Frente de Todos"- y la del sector de la diputada nacional Carolina Moisés, quien debió contentarse con respaldos intrascendentes como los de Martín Sabbatella, Gustavo López o Antonio Caló.


Muchos piensan que se trató de un gesto de contención para con Milagro Sala, en momentos en los que la Justicia local volvió a ponerla ante el foco de las cámaras. Sea esa la intención o no, nadie en el peronismo local ha dejado de ver la contundencia del mensaje de Fernández: no sólo para con quienes apoya sino -sobre todo- para quienes no cuentan con su aval.





Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square