top of page

Snopek pateó el tablero y Rivarola recalcula su estrategia

El senador nacional Guillermo Snopek sacudió el tablero político nacional y provincial, al dejar el Bloque del Frente de Todos y pasar a presidir un bloque de 5 miembros, que se llamará “Alternativa Federal”. Lo hizo en el medio de fuertes críticas al presidente Alberto Fernández, denunciando convivencia con la administración de Gerardo Morales y sin dejar de apuntarle a quien considera “el brazo ejecutor del gobernador”: Rubén Rivarola.


La ruptura del Bloque mayoritario en el Senado fue la noticia del día, sobre todo cuando la propia vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo pública una carta de Snopek, en la que le explicaba los motivos de su alejamiento. “No puedo, ni quiero, asistir cómplicemente a la pérdida total de la institucionalidad en la provincia de Jujuy”, dice en uno de sus párrafos.


La difusión de Cristina Kirchner de la nota, donde se critica fuertemente “la falta de incidencia favorable que el presidente ha tenido en los últimos tiempos para con Jujuy”, despertó todo tipo de especulaciones. Lo cierto es que el propio Snopek declaró que había conversado durante los últimos días con la vicepresidenta respecto a su alejamiento.


En medio del raid mediático, el senador jujeño buscó poner luz sobre la gestión del gobernador Gerardo Morales y denunciar la “complicidad del PJ local” en lo que tiene que ver con la Justicia. Mencionó la suspensión del intendente de Perico, Luciano Demarco, el desafuero de la legisladora Débora Juárez y disparó contra Rivarola.


Al escuchar que Snopek declaraba que Alberto Fernández debió haber intervenido el PJ local, Rubén Rivarola atendió a los medios nacionales. “Snopek siempre fue un chico caprichoso”, se despachó, añadiendo que “siempre quiere intervenir todo”. Cuando se le consultó sobre la Justicia jujeña, dijo que “sólo hablaría de lo referido a la diputada Débora Juárez”.


Lo cierto es que el hombre fuerte del PJ jujeño tuvo que recalcular en su estrategia de no responderle a Snopek, que desde el desafuero de Juárez lo señaló como responsable. En el día de ayer ya había tenido reuniones con varios de sus asesores, que le aconsejaron salir a responder ante el tamaño de las acusaciones.


Rivarola buscará, más que nunca, conformar una lista con la mayor cantidad de apellidos fuertes posibles dado que, como confió una fuente, “a Rubén no le importa si miden bien o si están desgastados”. Snopek, por su parte, buscará polarizar con el Gobierno Provincial y convertirse en una alternativa para quienes no apuesten por los apellidos de siempre. La pelea recién comienza.




Comments


Editorial
Espacio en blanco

Espacio publicitario disponible

WhatsApp Image 2024-02-06 at 4.11.46 PM.jpeg
bottom of page