top of page

Sin colectivos ¿y sin clases?

La crisis económica comienza a hacerse sentir de manera más intensa con el correr de las semanas y en Jujuy ese escenario le toca a enfrentarlo a un gobernador nuevo, con un gabinete en su mayoría heredado y con serias dificultades financieras.


Carlos Sadir comprendió que sus buenos modales no lograrían frenar la motosierra del presidente Milei, tras la caída de la Ley  Ómnibus y haber sido uno de los acusados públicamente de “traidor” por el primer mandatario. La vendetta del presidente  parece inexorable para todos aquellos que no quisieron votar todos los artículos de la polémica ley.


En ese contexto, el gobernador afronta un conflicto con los colectivos que desorganizó por completo a la provincia y que amenaza con no tener fin.  Así como antes se dificultaba mucho circular por los cortes de calles y rutas, hoy la sociedad sufre serios contratiempos ante los paros que afectan al transporte público.


Para peor, la postergada reunión con los gremios docentes “para después del Carnaval” no arrancó bien. El Gobierno ofreció un magro 30% de aumento dividido en tres tramos, algo que parece irrisorio ante la brutal inflación de los últimos meses y las perspectivas a futuro. Por eso mismo, el comienzo de clases aparece hoy como una incógnita, destacándose que no sólo pasa en Jujuy, dado que es una problemática que afrontan muchas provincias que sufren los recortes de Nación.


Sadir intenta mostrarse como un tecnócrata que hace todo lo posible para que la situación no sea peor, no pudiendo hablar de “herencia recibida” ya que su antecesor es nada menos que su mentor, Gerardo Morales. No son pocos los que lo alientan a su alrededor a levantar su perfil y poner en la discusión pública los millones que deja de percibir la provincia de Jujuy desde que Milei anunció sus recortes.


“No podemos pagar los costos de este conflicto, el FONID lo eliminó el presidente y es él quien no llama a una paritaria nacional vinculante” –explica un funcionario con despacho en Gobierno. A pesar de ello, Sadir eligió no polemizar públicamente con Milei y sólo el diputado nacional Jorge Rizzotti salió a responderle al presidente.


El intendente capitalino, Raúl “Chuli” Jorge, también protestó contra los recortes de subsidios y advirtió que el transporte podría aumentar a valores impensados. Falta ahora la palabra de Sadir, que deberá dejar de temer  los resultados que arrojaron las últimas elecciones nacionales y comenzar a defender con más decisión los recursos de la provincia.




Comentarios


Editorial
Espacio en blanco

Espacio publicitario disponible

WhatsApp Image 2024-02-06 at 4.11.46 PM.jpeg
bottom of page