top of page

Se termina la campaña

Llegó por fin el día en que la campaña termina y ya puede hacerse un análisis de las distintas estrategias empleadas por cada frente electoral de cara a la contienda que se avecina. Antes de que los jujeños vayan a votar, antes de tener el diario del lunes.


El Frente Cambia Jujuy corre desde un primer momento con el caballo del comisario y todo lo que hizo fue en pos de no forzar errores que pudieran comprometer su continuidad en el gobierno. Una campaña un tanto apagada que procuró aumentar el nivel de conocimiento del candidato a gobernador, Carlos Sadir.


Así se lo vio al ministro de Hacienda y flamante candidato buscando siempre una foto al lado del gobernador Morales o del intendente capitalino Raúl Jorge. Los spots y la línea discursiva fueron en esa línea: “el cambio a seguir” y la figura de Morales –que será candidato a constituyente- en casi todas las piezas de campaña. Todas las encuestas dan al Frente Cambia Jujuy como primera fuerza y la incógnita parece estar en cuál será la diferencia.

El Frente Justicialista, por su parte, tuvo una campaña menos homogénea y que en cierta manera tardó en arrancar, producto de las diferencias entre sí de algunos candidatos que evitaban mostrarse juntos. Luego buscó unificar el discurso en torno a la promesa de “más trabajo”, a la que buscan asociar con la figura del candidato a gobernador, Rubén Rivarola.


El PJ enfrenta un serio problema en Capital, donde el rechazo a algunos apellidos hace que más de un sondeo lo sitúe en el cuarto lugar. Aspira a hacer buenas elecciones allí donde tiene su vieja estructura aceitada: Palpalá, Perico, Monterrico, Libertador y La Quiaca. ¿Hasta dónde alcanzará el aparato del Partido? Es una de las grandes incógnitas de cara al domingo 7 de mayo.


El Frente Unidad por Jujuy, asimismo, comenzó la campaña con todo, pero tuvo que recalcular sobre la marcha al ser impugnado su candidato a gobernador, Guillermo Snopek. Su proscripción le quitó al frente su principal carta en la boleta a gobernador y vice, aunque el senador participará como constituyente. La visibilidad y repercusión que se generó con la impugnación de Snopek generó que hasta el diputado nacional del FIT, Alejandro Vilca, se solidarizara con él.


La gran apuesta de Unidad por Jujuy es a la Capital, de donde son oriundos los principales apellidos de su boleta, y el voto joven, a donde apuntan a llegar con el binomio Cardozo-Granda. El rechazo a la reforma de la Constitución y el freno a los atropellos del gobierno fueron el principal caballito de batalla discursivo del frente, buscando posicionarse como la principal alternativa.


Mientras tanto, el Frente de Izquierda basó su campaña en la figura de Alejandro Vilca, candidato a gobernador y con un gran nivel de conocimiento en la población. Pelean el voto opositor de la Capital con los otros frentes electorales y arrastran un déficit en el armado del Interior, por lo que procuraron focalizar los últimos días de campaña en un llamado a fiscalizar.


Por lo demás, su discurso estuvo orientado a terminar con la criminalización de la protesta y a propuestas disruptivas, como por ejemplo la estatización total del litio. Si bien la candidatura de Gastón Remy en la Capital no terminó de germinar, la expectativa gira en torno al arrastre que pueda llegar a tener la figura de Vilca.


El Partido Vía y Libertarios tuvo dos golpes muy duros al inicio de la campaña: el primero de ellos, el desconocimiento público que el diputado Javier Milei hizo con respecto al armado jujeño; el segundo, la impugnación de la candidatura de Luciano Demarco, ex intendente de Perico.


A pesar de los contratiempos, el Frente buscó reinventarse con la candidatura de Cecilia García, esposa de Demarco y a una campaña orientada a la comunicación de propuestas. Confía en conservar votos en los territorios de la Capital y Perico y el arrastre que puede tener la palabra “Libertarios” en la boleta, en el medio de la confusión generalizada.


Por último, el Frente Jujuy tiene Futuro realizó una campaña discreta que apuntó a generar en la figura de Tecchi como ex rector de la UNJu, una expectativa hacia lo que vendrá. Sin embargo, la renuncia de su candidatura a diputado por parte del intendente de La Quiaca, Blas Gallardo –con escándalo mediático incluido- hirió terminantemente sus aspiraciones.


Por si fuera poco, Tecchi recibió una denuncia penal, que fue rápidamente amplificada por los medios afines al PJ, que quieren evitar cualquier fuga posible de votos. Las aspiraciones del Frente son muy discretas y no se cree que puedan cumplirlas, en lo que posiblemente sea una jugada inexplicable del ex rector.


Hasta ahí, el panorama de los seis frentes electorales que competirán el domingo 7 por las categorías de convencionales constituyentes, gobernador y vice, diputados provinciales, intendencias, comisiones municipales, concejalías y vocalías. Todo eso estará en juego en una jornada.


Una campaña rara, que tuvo un poco de todo. Pero donde se destaca que los apellidos fuertes de cada fuerza política están en distintos lugares de la boleta: convencional constituyente en lo que respecta a Morales y Snopek, gobernador en lo que refiere a Rivarola, Vilca y Tecchi, y por fuera de la lista –casi como un logo en la boleta- en el caso de Demarco.


¿Cuál boleta pesará más? ¿Primará la idea de continuidad o de cambio? ¿Será un “voto bronca” o un “voto aparato”? ¿Qué nivel de ausentismo y voto en blanco habrá? Muchos interrogantes, pero calma: el domingo por la noche ya habrá respuestas para cada uno de ellos.



Comments


Editorial
Espacio en blanco

Espacio publicitario disponible

WhatsApp Image 2024-02-06 at 4.11.46 PM.jpeg
bottom of page