top of page

Rivarola, Moisés y un juego absurdo

Rubén Rivarola y Carolina Moisés compartieron fórmula a gobernador y vice hace menos de un año, pero desde hace un tiempo se tratan como dos desconocidos. Cabe destacarse que si bien la política nos habitúa a zigzagueos electorales, en este caso la ruptura de esa alianza fue abrupta y los otrora socios pasaron a considerarse enemigos. Y, a medida que pasan las semanas, someten a todo el peronismo jujeño a un espectáculo que roza lo grotesco.


La última movida interna que se dio a conocer es la carta abierta que los diputados provinciales del Frente Justicialista -que responden a Rivarola- escribieron para interpelar a los legisladores nacionales. Entre chicanas, apuntan que “observamos con preocupación que desde su rol legislativo no están intercediendo, gestionando o defendiendo al pueblo jujeño del atroz avasallamiento de derechos que viene realizando el Gobierno Nacional”.


Esta idea de “marcarle la cancha” al otro bando no es más que una respuesta a una movida similar que comandó la senadora Carolina Moisés hace menos de un mes. En esa ocasión, dirigió al “estimado compañero Rubén Rivarola” y a su bloque, una carta pública en la que se los instaba a rechazan en la Legislatura la Ley de Emergencia promovida por el gobernador Sadir. Como se puede ver, dos puestas en escena muy similares que dan muestra de que las peleas internas constituyen una obsesión para ambos bandos.


Quizás el punto máximo del absurdo se haya vivido con la visita del gobernador riojano, Ricardo Quintela, que estuvo en suelo jujeño la semana pasada. El mandatario fue sometido a una agenda agotadora, que implicó visitas y fotos con cada una de las tribus del peronismo en distintos lugares. Lo curioso es que no sólo hubo encuentro con los diputados que responden a Rivarola en la Legislatura y una visita al PJ local para un encuentro con Guillermo Snopek, Julio Moisés y otros dirigentes políticos.


Quintela, intentando no herir ninguna susceptibilidad, se hizo espacio para visitar también la UNJu, donde estuvo con Leila Chaher y Rodolfo Tecchi y luego en una jornada de debate organizada por el Frente Amplio Jujuy, nuevo sello del Dingui Palmieri. ¿Alguien capitalizó la visita del gobernador o terminaron en un juego de suma cero?


Por lo pronto, la pelea parece ir en escalada. Con la confirmación de que no habrá internas en el horizonte cercano, la unidad en el peronismo luce lejana y todo hace pensar que se llegará a las elecciones provinciales del año que viene con una división que ya empieza a ser habitual. Desde que el peronismo dejó el Gobierno Provincial en 2015, las peleas estuvieron a la orden del día, aunque quizás hoy se potencien como nunca entre mensajes y operaciones cada vez más absurdos.




Comments


Editorial
Espacio en blanco

Espacio publicitario disponible

WhatsApp Image 2024-02-06 at 4.11.46 PM.jpeg
bottom of page