Reconocimiento a la Asociación Civil Portadores de Cristo

El vicegobernador Carlos Haquim recibió en el despacho de Presidencia de la Legislatura a las hermanas Verónika Huber y Bárbara Shindler de la Asociación Civil Portadores de Cristo, en donde se les realizó la entrega del reconocimiento que se les hace por su labor en beneficio de la niñez y de la familia.


Al momento de la recepción, el presidente del Poder Legislativo estuvo acompañado por el diputado Alberto Bernis y Juan Jenefes Quevedo. El proyecto de Interés Legislativo que fue aprobado en la tercera sesión ordinaria, brinda el reconocimiento a las hermanas, quienes a través del trabajo desarrollado en las instituciones Arca de Noe y Hogar del Sol, y “que después de 20 años nos dejan, dejan la provincia de Jujuy y vuelven a sus respectivos países”, explicó Juan Jenefes impulsor del proyecto.


Agregó que “realizaron una tarea beneficiando a los niños, que vienen de hogares con serios problemas familiares, con problemas de alcohol y de drogas”. En este sentido Jenefes dijo que la tarea que realizaron en el Hogar del Sol es brillante, y de allí posteriormente “surgieron contadores, abogados, maestros. Realmente es una tarea increíble por el cariño a los niños y la contención y educación que les brindan”.


Por su parte la hermana Bárbara Shindler se mostró muy agradecida y sorprendida por el reconocimiento “fue un honor y un privilegio estar en Jujuy con los niños y grandes. Voy a extrañar muchísimo a Jujuy”, señaló.

Acotó que luego de estar 25 años en la provincia realizando “un trabajo muy intenso, a veces difícil, pero muy lindo. Con los niños tengo muchos recuerdos, y con los compañeros de trabajo también”.


Detalló las tareas que llevan a cabo en la fundación “tenemos un hogar para niños que vienen derivados de niñez o de los juzgados, y que por situaciones difíciles no pueden vivir con sus familias; y que luego de estar un tiempo son adoptados o que se encuentre una solución para ellos”, subrayó Shindler.


Por su parte Verónika Huber dijo que “Jujuy es mi casa, me siento jujeña, hace 35 años que estoy aquí y me llevo de aquí el cariño y la amistad de muchas personas”. Agradeció el reconocimiento y lo quiso compartir con “todo el equipo del Arca de Noé y del Hogar del Sol, gente comprometida y entregada al trabajo”

Anticipó que su trabajo continuará en otros sitios “ahora volvemos a Alemania y luego a Israel. Otro país, otros idiomas, aceptando el desafío”, finalizó Huber.




Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square