Promesas de campaña

Las imprudentes promesas que son habituales en las campañas políticas, adquieren un significante distinto en momentos de gran incertidumbre como los que se viven, en los que se conjuga la irrupción de la Pandemia con la mala situación económica. Pese a eso, el Gobierno Provincial parece decidido a no cambiar su discurso optimista, que por momentos parece un acto de torpeza y por otros un gesto de cinismo.


El propio gobernador Gerardo Morales lidera esa estrategia. Hace pocos días, prometió en su discurso de inicio de sesiones comenzar las obras de 258 escuelas en toda la Provincia, además de reparar otros 700 establecimientos educativos. Se trata de algo lisa y llanamente incumplible, y no son pocos los referentes de la oposición que salieron a denunciar que durante los primeros 5 años de gestión no se construyó una sola.


La frase causó especial malestar en el personal de la Educación, que arrastra un conflicto desde hace mucho tiempo con el Gobierno por los bajos sueldos y las malas condiciones de trabajo. Hoy, donde la demanda apunta a que se cumplan los protocolos sanitarios en las escuelas, la bronca es mucho mayor: Jujuy ya tiene 10 trabajadores de la Educación fallecidos por Covid.


Por si fuera poco, durante las últimas horas, el ministro de Hacienda, Carlos Sadir,afirmó que el Gobierno se encuentra en tratativas en un estado muy avanzado con referentes de distintos laboratorios, entre ellos Oxford-AstraZeneca y Pfizer, para la provisión de vacunas para Jujuy. ¿Hay algo de veracidad en sus dicho o son una irresponsabilidad? En momentos en que se presume que no hay stock para lo que resta del año, todo hace pensar que se trata de otro deseo incumplible.


Sadir alimenta expectativas sobre un tema muy sensible, mientras la segunda ola de la Pandemia ha comenzado a golpear a gran parte del país. Sin embargo, la visión que prima hoy en el Gobierno Provincial es que no hay que cerrar la actividad y que la Provincia se encuentra en una situación estable. Los 93 casos positivos de la última jornada, sumado a algunos datos preocupantes -el alto grado de positividad registrado en algunos de los nuevos centros de testeo habilitados-, indican que Jujuy debería tomar precauciones cuanto antes.


Por ahora, lejos se está de esto. De hecho,todo lo contrario: se han adelantado los comicios provinciales para el mes de junio y en el círculo íntimo del gobernador se dedican la mayor parte del tiempo a planificar la campaña. Una campaña que, por lo que se ve, estará plagada de promesas imprudentes.








Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square