¿Por qué no prospera la suspensión de Nasif?

El diputado Marcelo Nasif continúa en su banca de legislador a pesar de las denuncias por presunto acoso laboral y abuso sexual que tiene en su contra. Ante la pasividad de muchos dirigentes, la polémica va en aumento y crecen las protestas de la Multisectorial de Mujeres y diferentes colectivos feministas, políticos y sindicales.


¿Por qué la Legislatura sigue sin tratar el desafuero de Nasif o al menos su suspensión? En principio, todas las miradas recaen en el presidente de la bancada de Cambia Jujuy, Alberto Bernis, que tendría la expresa instrucción del gobernador Gerardo Morales de no darle curso al tema. Según pudo saber Política Jujuy, el jefe de la bancada oficialista piensa cumplir lo que le diga el gobernador, aunque ha planteado que el momento político requiere evitar una nueva polémica, en un momento en que el Gobierno es criticado por toda la oposición por una insólita reunión a la que Morales convocó a los jueces.


Al margen del papel de Bernis, todas las autoridades de la Legislatura se ven salpicadas por el escándalo de no abordar el tema, cuando aún pesa el antecedente de la suspensión de Alejandra Cejas por sus comentarios sobre Rubén Rivarola. En aquella ocasión, y ante un hecho de una envergadura muchísimo menor, la Legislatura se prestó a decidir la suspensión por 3 meses de Cejas, en un peligroso mensaje de disciplinamiento.


En una época en el que el descreimiento sobre los políticos va en aumento y en la que emergen personajes antisistema que bajo consignas como "combatir a la casta política" enmascaran consignas más que polémicas, la dirigencia política está bajo la lupa. La Legislatura de Jujuy no es la excepción y deberá rendir cuentas sobre su accionar ante un tema tan controversial como el que gira en torno al diputado Nasif.







Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square