Morales en modo Fernández

El gobernador de Jujuy Gerardo Morales ha sorprendido en sus últimas apariciones, trazando un panorama por demás optimista sobre la situación de Jujuy, en momentos en los que el descontento social está en aumento. A tono con las declaraciones del presidente Alberto Fernández, el gobernador plantea un escenario mejor para el futuro llegando a decir incluso que “hay expectativas en que la inflación baje”.


Morales sabe por un lado que no puede hacer oídos sordos a los reclamos sectoriales que vienen multiplicándose en la Provincia: en ese sentido dijo que “compartimos los reclamos”, para luego terminar prometiendo sin mucho entusiasmo “hay que volverse a juntar para mirar bien los números”. Sin embargo, su estrategia discursiva pareciera girar en torno a prometer para el futuro todas las mieles necesarias para compensar la amargura actual, con alusiones a varias de sus consignas de siempre: Cauchari, litio, inversiones extranjeras.


En esa línea, su sintonía con la administración del presidente Alberto Fernández es cada vez más marcada. El gobernador participó de la gira oficial por Dubai junto a varios ministros y mandatarios oficialistas y luego formó parte de la reunión del Gabinete Nacional del Cambio Climático, presidida por el propio Fernández. Dos evidencias rápidas de que el papel que jugó Morales en la votación del acuerdo con el FMI tendrá recompensa política.


´¿Cómo será el futuro luego de la firma de ese acuerdo? Quienes lo apoyaron tan explícitamente como Morales confían en que será positivo y niegan posibles ajustes. Sin embargo, el propio gobernador reconoció públicamente “sabemos que la situación está difícil y que no alcanza”. Más allá de las contradicciones en el propio discurso oficial, la única certeza pareciera estar en la idea de un futuro mejor.


“El año que viene vamos a producir el doble de la energía que consumimos (…) la tonelada de litio hoy está en US$20.000”. Esas frases, la famosa y discutida “renta de Cauchari” y promesas rimbombantes como las de producir hidrógeno a través de energías renovables vuelven a aparecer en un contexto en el que a casi todos les cuesta llegar cada vez más llegar a fin de mes.


Si el gobernador “sintoniza otro canal” (como muchos acusan) o simplemente se trata de una estrategia discursiva o política es materia opinable. Lo concreto, hoy, pareciera ser que Morales está más que nunca en modo Fernández.




Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square