Morales destrozó a Macri y peligra el anuncio de la reforma constitucional

El gobernador Gerardo Morales volvió a dejar definiciones política de alto impacto a través de su arma favorita: el Twitter. Sin que nadie pudiera preverlo, y a pocos días del inicio de sesiones legislativas en Jujuy, Morales publicó un hilo en la Red Social donde buscó diferenciarse de manera tajante del ex presiente Mauricio Macri.


¿Qué pasó? Primero que nada, Macri realizó un elogio público del gobierno de Carlos Menem, afirmando que pronto se lo valoraría como merece ya que ayudó a la pacificación del país. Morales le apuntó directo y escribió: "Rechazamos las políticas neoliberales implementadas por el menemismo en los 90 que hoy reivindican algunas voces de la política argentina".


Por si fuera poco, el gobernador le apuntó a todo el PRO, sin distinciones y remarcó: "La UCR es un partido democrático, no una empresa. Tenemos dirigentes políticos, no CEOs. Estamos construyendo un programa político federal, no uno de negocios." Semejante frase no pasó desapercibida en el mundo de las Redes Sociales, donde rápidamente se multiplicaron los mensajes críticos para el gobernador, entre los que se destacó el del diputado nacional Fernando Iglesias.


Ante la gran repercusión que se generó, Morales bajó línea rápido a su tropa y ordenó que todos salgan a bancar el "modelo jujeño" en la discusión pública: Silvia Giacoppo y Alejandra Martínez fueron las primeras en cumplir la indicación, mientas se activaba la maquinaria de trolls de Gobierno. Sin embargo, muchos de los colaboradores más cercanos al gobernador -esos que acompañan sus sueños nacionales con reparos- advirtieron que entre tanto alboroto en Juntos por el Cambio será difícil anunciar la reforma constitucional el 1 de abril, tal como estaba planeado.


Es que si bien la reforma se anunciaría bajo la consigna de seguir modernizando la estructura institucional de Jujuy, a nadie se le escapa que habilitaría la interpretación para propiciar un nuevo mandato de Morales. "Con todo esto, no sólo nos criticarían los kirchneristas, sino que los del PRO nos van a salir a decir que hacemos igual que todos los gobernadores peronistas que quieren perpetuarse en el poder", admitió un asesor ministerial.


¿Puede postergarse la idea de una reforma? En Gobierno confían en que la mayoría que ostentan en la Legislatura haría que el proyecto de ley se apruebe sin grandes sobresaltos y afirman que el gobernador negará cualquier tipo de intención de continuar con un nuevo mandato y sólo se concentrará en destacar las bondades de una reforma constitucional. "Para el 2023 falta mucho" repiten casi al unísono. Sin embargo, saben que han despertado un enemigo interno que puede entorpecer el camino mucho más que la actual oposición en la Provincia.






Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square