Morales ataca a La Cámpora y se alinea con Alberto

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, sigue con su ronda de declaraciones cotidianas, en este caso para referirse al acuerdo con el FMI. En un análisis de la inminente votación que se avecina, el mandatario jujeño manifestó que Máximo Kirchner y La Cámpora "están fuera de la realidad ya que asumieron una posición testimonial frente a su propio gobierno que solo en dos años de gestión ha generado 75 mil millones de dólares en deuda,"


El discurso de Morales alude al rechazo al acuerdo con el FMI que se supone tendrán los legisladores enrolados en La Cámpora. El gobernador jujeño ha manifestado en más de una ocasión que el mayor peligro es que el país entre en default, preparando el terreno para que los senadores y diputados que le responden voten en línea con el Gobierno Nacional.


El tema es que al haber sido electo presidente de la UCR a nivel nacional, Morales ya no sólo tiene responsabilidad en el voto de los legisladores jujeños, sino en el de todo el bloque del radicalismo en ambas Cámaras, donde no todas las posiciones no son proclives a acordar con Alberto Fernández. Por eso mismo, el gobernador jujeño celebró la iniciativa del diputado Sergio Massa de "desdoblar" en dos artículos la votación: eso permitiría a cada diputado y senador mostrar una posición independiente.


El equilibrio que intenta Morales es muy delicado: por un lado, conteniendo al sector de los "halcones" de Juntos por el Cambio que piensan que no hay que votar nada junto al Gobierno y, por el otro, diferenciándose de la posición dialoguista de Horacio Rodríguez Larreta en vistas de su propio proyecto presidencial. Por si fuera poco, la paz sellada con el sector radical disidente de Martín Lousteau y Emiliano Yacobitti es por demás precaria y el eterno "Coti" Nosiglia, hace pocas semanas denostado por el propio gobernador, volverá a aparecer públicamente.


Morales está decidido a redoblar la apuesta y a aprovechar todas las discusiones nacionales que se generen para salir a marcar una postura clara. En este caso, volvió a apelar a una vieja receta: atacar a La Cámpora y mostrar -sin que se note demasiado- su buena sintonía con el presidente Alberto Fernández.








Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square