Entre Carrió y Sala

Son días de mucha tensión dentro de Juntos por el Cambio y el gobernador Gerardo Morales no se iba a quedar al margen de la polémica. Primero, buscando subirse al ring con Elisa Carrió tras sus declaraciones explosivas en medios nacionales y luego, volviendo a la vieja receta de recurrir a Milagro Sala, post programa de Jorge Lanata.


Cuando Carrió se despachó con una ola de críticas para con varios de sus aliados, Morales no dudó en salir a contestarle rápidamente, pese a que no había sido señalado con nombre y apellido como otros dirigentes, como es el caso de Rogelio Frigerio y Patricia Bullrich. Fue así que decidió recurrir a Twitter y despachare con un "No vale todo @eliscarrio, es de una gran irresponsabilidad tu actitud insultante hacia mí como gobernador".


Carrió ignoró por completo los dichos de Morales, acaso más preocupada en enfrentarse con Bullrich, por lo que el gobernador de Jujuy fue por más. ¿Cómo? Con la filtración de un chat que le envió a la propia Carrió, que entre otras cosas decía: "Hola Lilita, vos no sos más decente que yo, vivo en la casa de mi mujer, te invito a que los dos demostremos lo que tenemos y cómo lo hicimos".


Lo curioso del chat es que luego el gobernador le apuntó sin miramientos a la gestión de Macri y Larreta en la Ciudad: "¿por qué no hablás del Paseo del Bajo y de los negocios de la Ciudad? ¿por qué no hablás del tema del Correo de Macri? ¿o de cómo manejaron durante nuestra gestión el crédito tomado al FMI y cómo se fugaron las divisas y quiénes se hicieron ricos"?


Detrás de los mensajes de Morales se esconde la presunción de que Carrió actúa por indicación de Macri y que se cuidó de criticar al ex presidente y a Horacio Rodríguez Larreta. Lo llamativo es que el gobernador haya puesto en la escena nacional tres temas sobre los que la gestión del PRO está acusada de corrupción: ¿acaso está asumiendo que la hubo?


Luego de no recibir respuesta ni de Carrió, ni de Macri ni de Larreta, Morales buscó montarse sobre otra polémica a nivel nacional: las denuncias de "Shakira", ex colaboradora de Milagro Sala, en el programa de Jorge Lanata. El gobernador aportó datos a la producción de Canal 13 y esperó la emisión para despacharse nuevamente por Twitter: "Milagro Sala es la Argentina que debemos dejar atrás: violencia, extorsión, mafia organizada. Terminar con la violencia como forma de hacer política nos costó mucho esfuerzo en Jujuy, pero se pudo. También se puede hacer en la Argentina".


Morales no se quedó sólo en los dichos y dio indicaciones a su círculo íntimo de aprovechar la nueva visibilización del tema. Rápidamente, Alejandra Martínez hizo que el Consejo Provincial de la Mujer e Igualdad de Género realizara una denuncia por violencia en contra de Milagro Sala. "Como fue un caso de trascendencia pública nos vemos obligados a dar aviso a la autoridad que corresponde, en este caso el Ministerio Público de la Acusación, según lo prevé la normativa que nos habilita como funcionarios públicos a intervenir", argumentó Leila Rodríguez, abogada del Consejo.


El alcance de la polémica en torno a las nuevas revelaciones de "Shakira" aún no se puede conocer, aunque es de prever que Morales intente que el tema no se extinga rápidamente. Si lo de Carrió no prosperó, al menos que los Medios se hagan eco del gobernador por el caso Sala, un viejo caballito de batalla: esa parece ser la nueva (y vieja) estrategia.






Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square