Emanciparse

La madrugada del 30 de diciembre de 2020 será recordada a nivel nacional por la histórica votación que despenalizó la interrupción voluntaria del embarazo. Pero a nivel provincial, seguramente, también será evaluada como el momento en el que Guillermo Snopek se alejó públicamente del espacio del ex vicegobernador Guillermo Jenefes.


Jenefes hizo todo lo posible por torcer un voto que consideró "de cobarde" y que Snopek terminó plasmando: la abstención, la única computada en todo el recinto. Durante toda la semana, había hecho valer una presión mediática inusitada sobre el actual senador, enrostrándole sus comienzos en la política, su voto por "Dios, la Patria y los Santos Evangelios" y todo lo que pudiese.


Pero la presión no surtió efecto. Snopek, que hace meses viene tejiendo muy buenos vínculos con el albertismo y el kirchnerismo, tenía decidido desmarcarse de la posición que tomó hace dos años, con un guiño a la Casa Rosada que esperará poder capitalizar. El desaire a Jenefes lo coloca en una posición incómoda que prefería evitar, pero que de algún modo se hacía indispensable para alguien que piensa en la construcción de un proyecto de poder propio.


Muchos creyeron que este momento nunca llegaría, otros pensaron hasta último momento que Snopek daría el brazo a torcer y cedería frente a la presión. Pero este 2020 que no para de sorprender trajo una inédita jugada política del senador, que buscará poco a poco dejar de ser "Guillermito". Hoy dio el primer paso para emanciparse.



Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square