Elecciones de Alto Riesgo

A menos de tres semanas de las elecciones, la curva de contagios creció a tal punto que gran parte del territorio provincial pasó a ser considerada de "Alto Riesgo". Muchos creyeron que a partir de ello los comicios serían suspendidos, pero el gobernador Gerardo Morales buscó la letra chica al decreto presidencial y destacó que la situación "todavía no da Alerta, que es el rango al que hace referencia la aplicación del DNU de Presidencia".


Por lo pronto, se trató de un nuevo "siga siga" de Morales, quien además se dio el lujo de reafirmar públicamente -entrevistado por el ex vicegobernador Guillermo Jenefes- que quiere ser presidente de la Nación. No se trata de una sobreactuación del gobernador, sino el mero reconocimiento de que su cabeza está puesta en otra cosa, muy lejos de la gestión de la Pandemia en una provincia que día a día suma señales de alarma.


Mientras tanto, ha emparentado la campaña política con la campaña de vacunación como en ningún lugar se ha visto. Primero, nombrando como primer candidato a diputado ni más ni menos que a Omar Gutiérrez, responsable del COE; luego, en un acto institucional pero con sus candidatos en primera fila, anunciando la inminente compra de 1 millón de vacunas Sinopharm, en algo que hoy se parece más a un cuento chino. La gráfica que reza "Votá por los candidatos de Gerardo" junto a la publicación del cronograma de vacunación, fue acaso lo que más repercusión tuvo.


La pregunta que todos en el arco político jujeño se hacen es si las condiciones sanitarias permitirán la realización de las elecciones. Morales ya dejó trascender nuevas restricciones, pero se presume que implicarán más que nada limitaciones a las reuniones sociales. El Gobierno Nacional, pese a los esfuerzos de algunos dirigentes del peronismo jujeño, no se ha pronunciado al respecto, en una muestra más de que ha decidido no meterse por lo pronto en la política local.


En el Gobierno Provincial, sin embargo, reconocen por lo bajo que la alternativa de postergar los comicios no se descarta y que el gobernador siempre tiene a mano un discurso en el que dirá que "la prioridad es la Salud de los jujeños y no la política". Al fin y al cabo, aún si las elecciones se pospusieran, Morales ya obligó a la oposición a mostrar sus cartas antes de tiempo, logrando dividir al peronismo incluso en más bloques de los que se había propuesto.




Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square