El peligro de equivocarse nuevamente

El Gobierno Provincial ha ensayado un discurso triunfalista durante los últimos días en relación al combate de la Pandemia del Coronavirus. Exhibe números que marcan un leve descenso de casos en la mayoría del territorio y la descongestión del sistema sanitario en San Pedro, una de las localidades más afectadas.


"Hemos pasado el cuello de botella", soltó el gobernador Gerardo Morales hace una semana ante el portal Infobae. Los últimos días buscó respaldar su afirmación, destacando particularmente la situación de San Salvador de Jujuy, donde gobierna desde siempre su aliado Raúl Jorge.


Sin embargo, el triunfalismo discursivo parece que tendrá un riesgoso correlato en las nuevas disposiciones que tomará el Gobierno. Así lo hizo saber el ministro de Turismo, Federico Posadas, quien señaló que "en octubre estaremos en condiciones de retomar la actividad turística en toda la provincia". Según el ministro, Jujuy será una de las provincias que aceptará cuanto antes la posibilidad de retomar los vuelos de cabotaje.


Posadas es un fervoroso defensor de la idea de retomar cuanto antes la actividad turística. De hecho, antes del desmadre, fue quien coordinó el breve veranito turístico que Morales calificó como "Jujuy para los jujeños". Una idea que tuvo muy corta duración, ya que a las pocas semanas la provincia tenía circulación comunitaria de virus y su sistema sanitario estaba por encima del 90%.


¿Están realmente dadas las condiciones para que se reanude el Turismo? Los especialistas señalan que la situación sigue siendo muy preocupante en algunas zonas y que cuanto más circulación de gente haya, más posibilidades habrá de generar nuevos brotes.


Además, se añade un dato preocupante de las últimas semanas: las provincias más densamente pobladas están en el peor momento de la Pandemia, con récords de contagios en Santa Fe y Córdoba. La ciudad de Rosario, de hecho, está con el sistema de Salud en tensión extrema. ¿Por qué podría tener esto consecuencias para Jujuy? Muy simple: la tan necesaria asistencia sanitaria del Gobierno Nacional ya no sería una exclusividad de chaqueños y jujeños, los más golpeados desde un principio por el Covid.


Hoy, la situación luce preocupante en todo el país. Se acerca el verano y las ansias de generar una nueva agenda parecieran hacer que el Gobierno Provincial tome nuevamente la decisión de asumir riesgos y profundizar las aperturas. Hasta ahora, el camino elegido no ha sido exitoso y se corre el riesgo de cometer un error tan absurdo como doloroso: tropezar dos veces con la misma piedra.







Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square