El reino del revés

Jujuy atraviesa el peor momento desde que comenzó la Pandemia: sólo ayer se confirmaron 20 nuevos casos de Coronavirus y 2 personas se sumaron a la lista de fallecidos, que ya totaliza la triste cifra de 19. A contramano de lo que sucede en otras provincias, el virus se expande con celeridad, registrándose casos nuevos en distintos puntos del territorio.


La circulación local del Covid ha generado que el rastreo de contactos estrechos y la localización del nexo epidemiológico sea cada vez más difícil. Sin embargo, el gobernador se permitió decir en su informe diario que “la situación está controlada”, en un enfoque optimista de la situación.


Lejos de la tan discutida Fase 1, el Gobierno Provincial flexibilizó nuevamente varias actividades comerciales e incluso anunció la reapertura de los gimnasios para la semana entrante. ¿Es una imprudencia? Hace poco más de un mes, cuando Jujuy estaba libre de casos de Coronavirus, dese Política Jujuy se advirtió que Morales tenía decidido arriesgarse en términos sanitarios, para intentar restablecer la vida normal en la provincia.


Eran momentos en los que desde el Gobierno se intentaba poner a Jujuy como un ejemplo para todo el país y en el que hasta se llegó a hablar de la posibilidad de la vuelta de los chicos a clases. Hoy, cuando 9 provincias anunciaron que en agosto volverá el ciclo lectivo presencial, Jujuy parece muy lejos de planteárselo seriamente.


Las cifras de la provincia son muy malas en comparación a las de la mayoría del territorio nacional y sobre todo con respecto a las otras provincias del NOA. Morales anunció que próximamente llegarán a Jujuy médicos terapistas provenientes de Córdoba, luego de haberlo acordado con su par Juan Schiaretti.


¿Cuán preocupante es la situación para haber solicitado la ayuda de trabajadores de otras provincias? ¿Se les hará cumplir con 14 días de cuarentena al ingresar o se hará una excepción? Preguntas que por el momento el Gobierno no respondió. Por ahora prima la incertidumbre y la certeza de que algo se ha hecho muy mal durante el último mes para llegar al estado actual.


Más allá del reparto de culpas y señalar responsables hacia atrás, urge enderezar cuanto antes el rumbo de un barco que luce a la deriva. Y las señales que viene enviando el Gobierno van en sentido contrario, profundizando la idea de que en Jujuy se vive en el reino del revés.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square