De vuelta a Fase 1

Lejos parece haber quedado el plan para la vuelta a clases en Jujuy o la idea de que el torneo del fútbol argentino se jugara en el Norte argentino: en el día de ayer el gobernador Gerardo Morales anunció que San Salvador de Jujuy, Yala, Palpalá y Perico volvían a la Fase 1, tras conocerse dos nuevos casos positivos en la Capital.


Hace dos semanas, Política Jujuy advirtió que Morales arriesgaba su capital político en favor de una flexibilización de la cuarentena, alentado por las encuestas de opinión y con ideas ambiciosas en cuanto a la reactivación del turismo regional y la vuelta progresiva de los chicos a clase.


El panorama cambió rotundamente cuando el Gobierno tomó conocimiento del caso positivo de un policía, con la dificultad que supone rastrear a todo su círculo último de contactos. Hasta el momento, ya se conoce que hay siete personas que se contagiaron producto de haber estado con el agente.


El gobernador anunció que la vuelta a la Fase 1 sería por "al menos una semana". Aunque cabe suponerse que la multiplicación de casos y la activación de protocolos en otras ciudades linderas -Palpalá lo activó por un caso sospechoso de un transportista- muestre que se ha expandido la línea de contagios y la medida se extienda.


Rápido de reflejos, Morales se olvidó de los sueños de albergar el campeonato de fútbol y de la promoción del turismo interno bajo el lema "Jujuy para los jujeños" y anunció sin empacho la marcha atrás. Cabe destacarlo, dado que Rodríguez Larreta se niega a hacer lo propio en Capital Federal, con una situación sideralmente peor. Resta esperar que la sociedad cumpla con su parte y no relaje las necesarias medidas de prevención que los tiempos demandan.

Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square