Morales arriesga

Alentado por encuestas de opinión que llegan semanalmente a Gobierno, el gobernador Gerardo Morales sabe que hasta ahora cuenta con el visto bueno de una gran parte de la población en el manejo de la crisis desatada por la pandemia del Coronavirus. Sin embargo, ha percibido la gran luz de alarma que significan los coletazos económicos y está decidido a dar un paso más adelante en la flexibilización de los cuidados por la pandemia.


El objetivo del gobernador es intentar reactivar la Economía, duramente golpeada desde mediados de marzo, y sabe que para ello algunas medidas son imprescindibles. La vuelta de los chicos a clase es un claro ejemplo: con los padres al cuidado de los niños, no hay vida laboral ni cerca de normalizarse.


Por eso el Gobierno Provincial ya presentó ante el Ministerio de Educación de la Nación un plan para la vuelta del ciclo escolar. El mismo consta de 4 etapas progresivas: la primera de ellas comenzaría en menos de dos semanas e implicaría la asistencia de los chicos a los establecimientos una vez por semana, sumado a la apertura total de las escuelas rurales.


Otro eje que el Ejecutivo tiene en la mira es el del Turismo. El turismo interno promovido hasta ahora, esa suerte de "Jujuy para los jujeños", está lejos de alcanzar para equilibrar una situación alarmante de un sector clave de la economía local. Un funcionario de Gobierno lo reconoció por lo bajo, expresando que "de este modo sólo hacemos que la industria del turismo quiebre en 3 meses en lugar de en 1".


Para remediarlo, el Gobierno Provincial trabaja en la idea de turismo regional, que no es otra cosa que permitir el ingreso de visitantes de provincias que no registren casos de Coronavirus en al menos tres semanas. Uno de los grandes problemas para esta idea tiene que ver con el reciente brote que surgió nada menos que en la vecina Salta, que quedaría de este modo inhibida.


Morales enfrenta un gran desafío: para reactivar verdaderamente la Economía es necesaria una circulación de bienes, servicios y personas que hoy está muy lejos de poder hacerse realidad. Por caso, la Provincia necesita el ingreso permanente de camiones para abastecimiento de productos y allí ya hubo problemas. Primero, cuando un camionero -hoy internado- dio positivo de Coronavitus; segundo, con las lógicas quejas del Sindicato de Camioneros por los tratos y demoras que soportan los trabajadores al ingresar a determinadas provincias, entre ellas Jujuy.


¿Es posible entonces volver a la normalidad? ¿Puede reactivarse la Economía sin que corra riesgo la Salud? El Gobierno Provincial parece ir hacia una suerte de Prueba y Error o, dicho de otro modo, "si reaparecen los casos cerramos todo de nuevo". Morales está decidido: va a arriesgar. El tiempo dará cuenta de los resultados.

Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square