Belizán cosecha críticas y se resquebraja el Bloque Justicialista

El jefe de la bancada del Frente de Todos, Pedro Belizán, es objeto de críticas de todo tipo por parte de sus compañeros de bloque, a partir del pedido de disculpas que le hizo al ministro de Salud, Gustavo Bouhid, por la polémica situación que se vivió en el Hospital Oscar Orías, de Libertador General San Martín.


Fuentes del justicialismo confiaron a Política Jujuy que los integrantes del bloque se enteraron del encuentro entre Belizán y Bouhid a partir de una nota de el diario El Tribuno, en la que además se aclaraba que el legislador se había disculpado por la actitud de sus pares y el ministro lo felicitaba por "un gesto que enaltece la política".


Allí ardió el chat entre los diputados peronistas, donde varios le recriminaron en duros términos la actitud a Belizán y lo llamaron a hacer una desmentida pública de lo que se decía o "aclarar para qué intereses se trabaja". "Acá no te podés manejar así, este no es tu sindicato", fue uno de los mensajes más duros que recibió.


La realidad es que el Bloque del Frente de Todos no viene actuando en conjunto, sobre todo en lo que respecta al sector de Rubén Rivarola, quien sufrió hace pocos meses la presión del sanjuanino José Luis Gioja para "ordenar el voto" en relación a los juicios políticos que se debatían entonces en la Legislatura.


Pero, hasta ahora, se venía manteniendo una precaria convivencia. La actitud de Belizán fue tomada como una provocación por un sector del bloque que viene haciendo del estado de los hospitales y escuelas un caballito de batalla a la hora de poner la lupa sobre la gestión de Gerardo Morales, y que se sintió agredido y maltratado en ocasión de la vista a Libertador. Una de las referentes del sector es Alejandra Cejas, pero también se viene destacando el espacio de los jóvenes, que integran Leila Chaher, Emanuel Palmieri y Fátima Tisera.


¿Hay posibilidades de que se rompa el bloque? Esa chance parece lejana hoy, pese a todos los enojos que están a flor de piel, ya que no sería otra cosa más que un alivio para el gobernador Gerardo Morales y un gran paso atrás en el camino de la unidad que el peronismo dice buscar. "Eso es precisamente lo que querría Morales, dividirnos formalmente y que no podamos dar la imagen de que somos una fuerza política capaz de recuperar la provincia", explicó por lo bajo un legislador.


Sin embargo, el motín que se inició sí tiene un objetivo a mediano plazo: la presidencia del bloque, que hoy ostenta Belizán y que el sector rebelde quiere para sí. ¿Quién tiene realmente la mayoría, en tiempos de identidades tan difusas? Habrá que estar atento al posicionamiento que tengan sobre la cuestión los legisladores autodenominados "independientes", en particular los que ingresaron a la Legislatura de la mano del zigzagueante Julio Ferreyra.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square