Los desafíos que enfrenta el peronismo

Los principales dirigentes del peronismo jujeño aún no logran adoptar un posicionamiento claro frente a la actual coyuntura política: el desafío de ser oficialistas a nivel nacional y opositores en lo local no les está resultado fácil.


En primer lugar, la bajada de línea nacional les ha traído algunos tragos amargos. Por un lado, las buenas mieles que viene cultivando el gobernador Gerardo Morales con la Casa Rosada complican la estrategia de los opositores más belicosos, que esperaban otra cosa. Por el otro, los interlocutores nacionales que sí alientan una confrontación con Morales lo hacen a partir de hablar del caso Milagro y su condición de presa política.


En segundo término, el reparto de cargos nacionales está siendo mucho más lento de lo esperado. A más de dos meses de comenzado el gobierno de Alberto Fernández, queda casi el 40% de los cargos por cubrir, entre ellos muchos de los que tienen que ver directamente con las provincias. En Jujuy, los dirigentes que se jactan de tener contactos en Buenos Aires son muchos pero hasta ahora no se han logrado más que fotos, promesas y muy pocas concreciones.


Entre los pesos pesados, Rubén Rivarola no se da por vencido y va y viene de la Capital, en donde le prometió su apoyo al sanjuanino José Luis Gioja para seguir presidiendo el PJ Nacional, a cambio de que éste interceda por él ante el Instituto Patria, donde dice haber sido vetado.


Carolina Moisés es quien se muestra más activa: en sus Redes Sociales hay un sinfín de alusiones a encuentros y reuniones con dirigentes nacionales y provinciales. Sabe que tiene que aprovechar como nadie el momento político y busca acelerar el tejido de su armado de cara al 2023, aunque para eso necesita cargos y la consiguiente estructura.


Guillermo Snopek va a otro ritmo, sin desesperarse por la visita de funcionarios nacionales a la provincia y buscando tejer la rosca de otra manera: sus allegados dicen que las fotos que se sacó en los despachos de 4 ministros nacionales fueron un mensaje “para quienes se dicen dueños de la lapicera”.


Por su parte, Rodolfo Tecchi se hizo presente en Buenos Aires junto a Eduardo Fellner en la sede del PJ. El rector de la UNJU también cree que es su momento y buscará construir a partir de una imagen dialoguista, alejado de las polémicas.


El ala más combativa parece estar hoy en la Legislatura, en la que muchos diputados parecen competir por quién es el más opositor. “Con todo el tema de las tarifas y eso estamos teniendo un discurso muy parecido al de la Izquierda”, confió a Política Jujuy un ex legislador peronista que sigue ligado a la vida partidaria.


Así, aún muy lejos de la unidad, conviven los diferentes sectores del peronismo en la provincia. Con distintos estilos y estrategias y con un ojo puesto en Buenos Aires, de donde se esperan novedades que puedan ayudar a trazar el mapa de cara al gran desafío del 2023.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square