Demarco y la tercera vía

January 20, 2020

En momentos en los que los intendentes peronistas tratan de posicionarse para conseguir recursos ante los gobiernos nacional y provincial, resalta el caso de Perico, donde el nuevo intendente Luciano Demarco ha elegido no participar de las visitas grupales que están a la orden del día. 

 

La última foto fue la que se sacaron seis jefes comunales nucleados en la Asociación de Municipios de Quebrada y Puna con el gobernador Gerardo Morales y el secretario de Asuntos Municipales, Javier Gronda. La reunión sirvió para que el gobierno provincial pueda mostrarse abierto al diálogo y preocupado por la situación de Abra Pampa, aunque no se avanzó en relación al pedido de ayuda de ayuda económica que los intendentes hicieron. Morales pidió tiempo para evaluar la situación de cada una de las localidades. 

 

Los intendentes y comisionados peronistas mantienen diálogo con todos los sectores, entre ellos los de Carolina Moisés y Rubén Rivarola, frente a quienes acuden cuando es momento de viajar a Buenos Aires. Sin embargo, tampoco han visto resultados para sus gestiones en la Capital Federal y por lo bajo han expresado que las reuniones sólo tuvieron como efecto posicionar a Rubén Rivarola hijo, flamante intendente de Palpalá, como referente de un nuevo agrupamiento de intendentes justicialistas. 

 

Frente a estos movimiento, Demarco eligió jugar "la personal". En su primer mes de gestión buscó despegarse de las fotos políticas y mostrarse preocupado por la realidad heredada en Perico, donde afirma que recibió una deuda de más de 5 millones de pesos de su antecesor, Rolando Ficoseco. Aprovechó tambien para fustigar al gobierno provincial por el extraño nombramiento del Roly en la provincia, como Director de Planeamiento Estratégico: "le dio la espalda 20 años a su pueblo y lo premian con un cargo", esgrimió. 

 

Así, buscando tomar distancia de la mayoría de los actores políticos y sin expresar su opinión sobre el gobierno nacional, transcurren los primeros días del joven intendente, quien llegó al poder de la mano de Vicente Casas -cuando éste rompió con Julio Ferreyra-, pero sobre todo aprovechando la gran división que primó en el oficialismo y la oposición a la hora de las elecciones. 

 

La "moneda en el aire" cayó entonces para el lado de Demarco, quien busca construir su propio perfil en uno de los municipios más importantes de la provincia. Alejado de los históricos patrones políticos, todo es incertidumbre respecto a cómo le irá en esta aventura que, en contextos de polarización, muchos han catalogado como el intento de una "tercera vía". 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Editoriales

Jujuy, la provincia más afectada por el recorte de giros de Nación

June 25, 2018

1/2
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square