Se achica la interna: ¿por qué?

El tablero político electoral se sacudió los últimos días con la confirmación de las bajas de Alberto Matuk y Adrián Mendieta para participar de las PASO dentro del Frente de Todos. La interna peronista se achicó así sustancialmente y ya perdió a la mitad de los inscriptos de un primer momento. ¿Qué pasó en el medio?


Todo comenzó la semana pasada cuando el PJ anunció que se cambiaban una vez más las reglas del juego sobre la marcha: la integración final de las listas se haría por sistema D´Hondt y no por mayoría simple. Allí se provocó un sismo dentro de la lista de Julio Fereyra, en la que Dingui Palmieri apostaba todas sus fichas para que su mujer ingresara al Congreso Nacional secundando al veterano dirigente.


La maniobra fue orquestada por Rubén Rivarola, según dicen en el Partido para "recortarle poder al Dingui", a quien le habían pedido en su momento que se conformara con la diputación provincial de su hermano y no jugara en estas elecciones. La idea era que Don Julio obtuviera el primer lugar y Carolina Moisés el segundo, y así quedara conformada la fórmula para octubre: una manera de asegurarse que para las elecciones generales hubiera apoyo del Frente de Todos a nivel nacional.


Alertados de ello, Matuk y Mendieta supieron que ya no sólo lucharían contra la llamada "lista corta" sino también contra el dedo del PJ local. El diputado provincial meditó la cuestión y concluyó que debía bajarse y no exponerse más, habida cuenta de su pretensión de pasar a integrar próximamente el Superior Tribunal de Justicia. En el caso del carmense, la decisión terminó de tomarla luego de un viaje a Buenos Aires en el que visitó el Instituto Patria y escuchó de boca de sus referentes nacionales que la división podía costarle votos a la dupla de lo Fernández, algo que sería imperdonable para el kirchnerismo


¿Y ahora, cómo sigue la cosa? Por ahora, con Carolina Moisés, Julio Ferreyra y Guillermo Sapag participando de unas PASO locales menos legitimadas que antes. ¿Habrá tanto corte de boleta como piensan muchos? ¿Puede darse el batacazo que promete Sapag? Pronto comenzarán a conocerse esas respuestas.

Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square