Volantazo Peronista

Cuando todo parecía indicar que la disputa que se avecinaba sería entre Gerardo Morales y Guillermo Snopek, el peronismo dio señales de un volantazo inesperado y posicionó en la carrera a la gobernación al intendente de El Carmen, Adrián Mendieta.


¿Qué cambió en estos días? En primer lugar, la pelea dentro del Bloque y a la vista de todos, que dejó dos cosas en evidencia: la buena convivencia de Rivarola con sus pares radicales y la intención del jenefismo de romper e ir por afuera. Ante ese panora


ma, la irrupción de otros dirigentes se hizo posible y las conversaciones comenzaron a multiplicarse.


Allí tomó fuerza la posibilidad de la candidatura de Mendieta, empujado por el sector de Unidad Ciudadana, imprescindible para poder exhibir unidad. Con el visto bueno de Rivarola y Moisés, el carmense se lanzó como candidato y se convirtió en el “cisne negro” de la política local, una aparición sorpresiva que, como toda acción imprevista no se sabe los efectos que pueda tener.


La incógnita ahora es saber qué hará el sector de Guillermo Jenefes. Hasta hace unos días, la idea que primaba era la de armar un Frente por fuera del PJ, encabezado por el senador Guillermo Snopek. Pero los últimos realineamientos hicieron que cobrara fuerza la versión de un Plan B: Alejandra Cejas como candidata a gobernadora.


De todas maneras, en el sector de Jenefes, sabedores de que aún falta casi un mes para el cierre de listas, decidieron concentrar sus esfuerzos en la rosca de Buenos Aires y buscan condicionar a Rivarola con las advertencias que puedan venir desde la Capital.


El panorama no deja de ser incierto en el peronismo. La conclusión pareciera ser que la decisión de Gerardo Morales de adelantar los comicios pareció desconcertar a la mayoría de sus dirigentes, pese a lo previsible que era.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square