Violencia política: capítulo Caimancito

Otra vez la política volvió a expresar su cara más brutal, esa que tiene que ver con el amedrentamiento, las amenazas y el escrache. En esta ocasión le tocó a Caimancito, en donde la madre del intendente Nelson Torres sufrió pintadas intimidatorias en la puerta de su casa.


El encargado de denunciarlo públicamente fue Pedro Torres, diputado provincial y hermano del intendente local. "Esta es la clase política sin ideas que trata de hacer callar nuestras denuncias, no nos van a amedrentar y tampoco vamos a dar un paso atrás en nuestras convicciones", señaló.


Por su parte, la Liga de Intendentes Peronistas emitió un comunicado en el que repudió los hechos y llamó a toda la dirigencia política a “reflexionar acerca de los modos en los que hoy se está discutiendo sobre política en Jujuy”.


Tal como refleja el comunicado, durante los últimos meses el clima político en la provincia comenzó a enrarecerse. El caso más grave fue en Libertador General San Martín, en donde la concejala Patricia Gutiérrez fue amenazada por presuntos partidarios del actual intendente bajo la misma modalidad: pintadas de madrugada.


La feroz pelea en Monterrico entre el intendente Carlos Ibarra y su antecesor, el diputado provincial Nilson Ortega; la discusión a los gritos y ante las cámaras entre oficialismo y oposición en la Legislatura Provincial por la venta del Ingenio La Esperanza; las denuncias cruzadas entre Santiago Tizón y Facundo Vargas Durán en Yala: todos ejemplos de una misma grieta política que parece estar agrandándose.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square