El peronismo advierte un clima enrarecido

Los referentes del peronismo jujeño han dado cuenta durante los últimos días de un clima político distinto en la provincia. Acusan al oficialismo de pronunciar los embates sobre la oposición y “empantanar la cancha”.


El Bloque Justicialista en la Legislatura, que intenta unir a toda costa Juan Cardozo Traillou, advirtió en un duro comunicado que el Gobierno Provincial ha amedrentado e intimidado “con denuncias y operaciones mediáticas a dirigentes territoriales del principal partido de la oposición.”


Los diputados justicialistas vienen de protagonizar un pequeño escándalo en la Legislatura con la exposición del ministro Abud Robles sobre la venta del Ingenio La Esperanza. Más allá del final con gritos de todos lados, los peronistas piensan que el jefe del Bloque Radical, Alberto Bernis, fue quien buscó terminar con las preguntas al ministro y comenzó con el griterío.


Por otro lado, varios de los intendente del PJ recibieron una advertencia por parte del Tribunal de Cuentas, que fue rápidamente difundida en los Medios. Los justicialistas nuevamente encontraron argumentos para pensar mal: es que el Tribunal, al parecer, sólo objeta la rendición de cuentas de las administraciones opositoras.


Lo cierto es que más allá de si Bernis seguía instrucciones precisas de Gobierno o actuó por propio impulso, o de si fue pura casualidad que ningún municipio radical fuera observado por el Tribunal de Cuentas o es que la política metió la mano, el clima institucional luce enrarecido.


La oposición, con el peronismo como principal partido, cree que detrás de todo hay una estrategia del Gobierno: ante la crisis, y como diría un conocido editorialista, “si no hay pan, que haya circo.”




Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square