Coparticipación Municipal: recrudece el debate



Hace unas semanas, Política Jujuy daba la primicia de que al Gobierno Provincial se le instalaría un tema de discusión del que no le sería fácil salir: la coparticipación municipal. Del dicho se pasó al hecho y durante los últimos días se alzaron públicamente varias voces que quieren impulsar esa discusión.


¿De dónde provienen esas voces? Del lado de los intendentes, claro está, que vienen anunciando distintas medidas de austeridad en los últimos tiempos y ven la oportunidad de discutir cuánto dinero recibe y cómo lo administra cada municipio.


Lo llamativo del caso es que tanto intendentes del Oficialismo como de la Oposición se han expresado a favor de contar con una Ley de Coparticipación Municipal. Tanto jefes comunales del radicalismo como del peronismo coinciden en que será para el beneficio de todos.


Quien tomó la bandera por el lado de los radicales fue el sanpedreño Julio Bravo, quien apoyó la idea con argumentos partidarios: dijo que la UCR siempre se había manifestado a favor de contar con una ley y que esta ocasión no debía ser la excepción. Según se supo, la mayoría de los jefes comunales radicales está a favor y analizan la posibilidad de expresarse al respeto.


Por el lado del peronismo, el intendente de El Carmen, Adrián Mendieta, fue en la misma dirección que Bravo, argumentando que “es una deuda de la democracia” y que desde su primer día en funciones impulsó la discusión en el Foro de Intendentes. El ahora presidente de la Liga de Intendentes Peronistas declaró que “una ley así garantizaría que aquellos municipios que administran ordenadamente puedan llevar adelante sus cuentas sin problemas”.


Un argumento parecido utilizó el concejal de la Capital, Miguel Morales, quien argumentó que “la Ley de Coparticipación va a permitir que quienes son derrochadores tengan un parate y que los que no, tengan más oportunidades de crecer”. El edil peronista sostuvo que “desde hace 32 años esta metodología está impidiendo el desarrollo y está amparando malos administradores en desmedro de los que se manejan con austeridad”.


La única voz oficial del Gobierno que se escuchó fue la de Diego Rotela, secretario de Asuntos Municipales de la Provincia, quien dijo que “no estaban dadas las condiciones” por cuestiones que tienen que ver con la densidad poblacional de cada municipio. “Hay sólo dos municipios que estarían en condiciones de aumentar los ingresos que hoy reciben, por la cantidad de habitantes”, esgrimió.


Más allá de los argumentos técnicos, lo que impacta es que Jujuy es una de las dos provincias que tienen la particularidad de no contar con una Ley de Coparticipación que regule la distribución de los recursos. En tiempos de escasez, al gobernador Gerardo Morales se le plantea un desafío: si tentarse con la administración discrecional y asumir todas las responsabilidades, o dar lugar al debate y reordenar las finanzas de la provincia según un esquema más objetivo y predecible.




Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square