¿Hay Provincia sin Nación?

El vicegobernador Carlos Haquim se pronunció durante las últimas horas sobre la delicada situación nacional, que se coronó en el día de hoy con un Decreto del presidente Mauricio Macri que prohíbe la incorporación de más personal al Estado. Y abrió el debate acerca de la dependencia de una provincia como Jujuy respecto a la realidad del Gobierno Nacional de turno.


“Hoy estamos preocupados por la situación nacional, local, fruto de problemas nacionales e internacionales, y estamos trabajando fuertemente desde el gobierno para ver de aportar las soluciones que hagan que Jujuy tenga futuro y que haya esperanza”, afirmó Haquim con mesurado optimismo. Y, en línea con las pautas establecidas por el Fondo Monetario Internacional acerca de la reducción de gastos, señaló: “Ya hemos trabajado fuertemente en la reducción del gasto público en la elaboración del presupuesto del 2018, cuando se presentó en la Legislatura el año pasado.”


Sin embargo, enseguida vino una advertencia: “Lógicamente pretender en tan corto tiempo entrar en un equilibrio fiscal en una provincia que viene históricamente con déficit no es sencillo, máxime cuando nosotros tenemos el convencimiento y la decisión de no ajustar en lo que hace a los trabajadores, no profundizar los problemas sociales que tiene la provincia, por lo tanto eso nos va a llevar más tiempo”.


¿Qué es lo que señala el vicegobernador? Que en Jujuy no hay margen para seguir recortando sobre el poder adquisitivo de la clase trabajadora, la más golpeada por los constantes aumentos de tarifas, la inflación y la brusca devaluación de los últimos meses. Algo parecido a lo que Morales advierte al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, cuando éste lo telefonea para hablar del “esfuerzo conjunto” que deben hacer la Nación y las provincias.


Al referirse a la situación económica, Haquim reconoció las consecuencias negativas de la devaluación y la contracción del sector del comercio y no anduvo con dobleces a la hora de buscar una explicación: “son variables que desde la provincia no podemos manejar y estamos esperanzados en que esto se empiece a solucionar desde el orden nacional”.


Sabido es que el Gobierno Provincial está alineado desde un principio con Cambiemos a nivel nacional. Sin embargo, las declaraciones de Haquim, sumadas a un furioso tweet de Gerardo Morales en contra de Elisa Carrió, marcan que algo no está fluyendo como debería entre dos gobiernos aliados. Desde Provincia se reservan más que nunca la carta de desdoblar la fecha de las elecciones el año que viene. Y mientras tanto se plantean: ¿puede sobrevivir la Provincia sin el apoyo de la Nación?


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square