Funcionarios vs Sindicalistas

Durante las últimas semanas se desató un conflicto mediático entre representantes del Gobierno Provincial y distintos sindicalistas. Todo se originó a raíz del anuncio de un aumento del 5% del gobernador Morales y el descontento manifestado por los representantes gremiales, pero la disputa fue en escalada tras la aparición pública del secretario de Asuntos Municipales, Diego Rotela, quien lejos de buscar apaciguar los ánimos echó más leña al fuego.


Rotela salió a contestarle a Yolanda Canchi, la líder de ATSA, que había pedido públicamente “al gobernador que redistribuyan de otra manera este miserable aumento del 5%, que a todos los últimos ingresados y acomodados en la Administración Pública les paguen el salario mínimo, que hagan carrera como la hicieron todos los trabajadores.” ¿Qué dijo el funcionario? “Me gustaría que Yolanda Canchi diga cuánto cobra, que le explique a los miembros de su sindicato, a los jujeños y trabajadores públicos si cobra tres sueldos”


Rotela apunta sobre los presuntos tres haberes que cobraría la sindicalista: uno como secretaria general de ATSA, otro por su trabajo en FATSA y por último, otro salario de la obra social de los trabajadores de la Sanidad. Y, desafiándola a mostrar sus recibos de sueldo y democratizar su gremio, sugirió que Canchi cobraría más de $140 mil pesos mensuales y se preguntó si alguien con esos ingresos representa realmente a los trabajadores.


El secretario de Asuntos Municipales habló en nombre del Gobierno y mostró sus dientes, valiéndose de información reservada, en una clara advertencia a toda la dirigencia sindical. Una dirigencia que capta la amenaza pero que por otro lado siente la obligación de hacerse más combativa, ante anuncios de aumentos que no contentan a nadie.


La famosa presión de las bases se hace más presente que nunca, en un momento en que los trabajadores padecen los constantes aumentos de precios, producto de la escalada del dólar y una inflación disparada. Habrá que ver qué presión surge más efecto en los sindicalistas, acorralados por ambos lados y con la obligación de tomar posición.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square