Detrás de los cambios del Chuli

Hoy se dieron a conocer formalmente los nuevos funcionarios que cumplirán función en el municipio capitalino, a partir del plan de reestructuración que anunció el intendente Raúl Jorge hace unas semanas. En principio, no hubo más que tres nombramientos y no hay nada que en una primera lectura llame la atención; sin embargo, conviene analizar las intenciones detrás de los cambios.


Comencemos por los nombres y los puestos: Martín Mouro, técnico multimedia, fue nombrado Director de Comunicación Digital, dependiente de la Coordinación General de Comunicación; Melisa Solange Luera, técnica en Periodismo, asumió como Directora de Prensa y Elba Martínez del Valle estará a cargo de la administración del NIDO 150 Hectáreas de Alto Comedero.


“Capitalizar lo que hacemos”, afirmaron por lo bajo en la Municipalidad, dando pistas de por dónde viene el sentido de los nuevos movimientos. Es que Jorge quiere, ni más ni menos, que las obras y acciones que se llevan a cabo en San Salvador sean asociadas con la gestión municipal y no con los gobiernos nacional y provincial.


En ese sentido, ordenó un cambio en lo que hace a la Prensa y Comunicación de la intendencia: el mismo apuntará a comunicar más y mejor lo que se está haciendo, priorizando las Redes Sociales y la difusión de acciones a través de whatsapp. Por eso buscó específicamente gente joven y ligada a la Publicidad para esas tareas: sabe que sus recursos son menores que los del Gobierno Provincial, pero aspira a competir a partir de la originalidad.


Jorge está enojado con Morales por lo que piensa una intromisión en su territorio, a partir del permanente caminar del ministro de Infraestuctura, Jorge Rizzotti, por San Salvador. El flamante superministro de Jujuy nunca ocultó sus aspiraciones a la intendencia y todo lo que hace en el territorio capitalino apunta a ello.


Cuando se inaugura o anuncia una obra en la Capital, Rizzotti suele aparecer en los Medios como el principal gestor, aunque por supuesto siempre en nombre del Gobierno de Gerardo Morales. El gobernador lo alienta a dar la pelea y, según dicen, afirma que “el tiempo del Chuli ya pasó”.


Jorge, por su parte, adelantó hace meses que buscará una nueva reelección como intendente, descartando cualquier cargo como legislador nacional o provincial. Le molestó mucho que lo llamaran a indagatoria en la llamada Megacausa y cree que en la Justicia no pasa nada sin que Morales lo habilite.


Por eso ya se prepara para la pelea, con mayor presencia en el territorio y buscando capitalizar las acciones del municipio. Según dicen, el Chuli buscará subir el perfil y opinar sobre algunos temas sobre los que no se ha expresado, marcando ciertas diferencias con el rumbo de Cambiemos. Será, por supuesto, una vez que termine el Mundial. Habrá que estar atentos.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square