El cobro a extranjeros y el “Efecto Olmedo”

La Legislatura jujeña dio lugar a un debate sin precedentes, en el que se discutirá –y aprobará- la implementación de un sistema de seguro provincial para extranjeros. Dicho de otro modo, los extranjeros tendrán que pagar para tener acceso a la Salud.


El jefe de la bancada radical, Alberto Bernis, resumió la posición del Bloque y declaró que “lo que busca la Ley es igualdad y reciprocidad; los argentinos debemos ser atendidos de la misma manera que los extranjeros son atendidos en nuestro país”. Allí se encierra quizás una de las inconsistencias más fuertes del debate: ¿Es la Legislatura local la encargada de intervenir o es competencia del Estado Nacional?


Según parece, los diputados provinciales están excediendo sus funciones, y debería ser un tema que traten los países involucrados a través de sus Cancillerías. De hecho, hay gestiones avanzadas sobre el tema entre el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino y la Cancillería de Bolivia. Entonces: ¿por qué el apuro?


En ese atropello hay cierta sobreactuación del Oficialismo, que le permite por un lado marcar el eje del debate y por el otro sumar apoyos de un sector del electorado. De ese sector que suele ser permeable a las consignas de un nacionalismo un tanto xenófobo, que en la vecina provincia de Salta representa Alfredo Olmedo.


Olmedo es diputado nacional y uno de los pocos dirigentes con chances de pelear la sucesión de Urtubey. Hábil declarante, y con alto perfil de conocimiento a nivel nacional, el legislador “corre por derecha” a quien se le ponga en frente, a partir de consignas simplistas como “la gente que tiene Planes no quiere trabajar, los extranjeros roban el trabajado de los argentinos, tiene que volver el servicio militar obligatorio”.


En Jujuy, hoy por hoy, no hay un Olmedo: nadie tiene un estilo tan chabacano ni se sitúa tan a la derecha del espectro político. Pero el Oficialismo sabe que, al igual que en Salta –que también limita con Bolivia- en Jujuy puede encontrar oídos deseosos de escuchar que son los extranjeros los que limitan las oportunidades de los locales. Por eso hizo difundir previamente los números de consultas médicas de los extranjeros, donde resaltan los bolivianos: 55 mil de las 58 mil consultas ambulatorias, y 8 mil de las 10 mil consultas en guardia y consultorio externo corresponden a ellos.


Ahora, el cobro a los extranjeros comenzará a implementarse. Lo que resta saberse es si representará realmente una mejora en la Salud que proporciona el Estado provincial, o simplemente se trató de una cortina de humo que entretuvo a propios y ajenos durante semanas en los Medios.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square