Y un día volvió la paz a Palpalá

Tras la tempestad política que se vivió durante las últimas semanas en Palpalá, producto de la interna desatada entre distintas facciones del Oficialismo, volvió la calma al Municipio.


La ocasión era la indicada: la entrega de 61 viviendas a familias de Palpalá, de la mano del gobernador Gerardo Morales y del secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr. Y allí estuvieron juntos, como si nada hubiera pasado, el intendente Pablo Palomares, y el diputado provincial Carlos Amaya.


El gobernador fue quien tomó la palabra y aprovechó para recalcar que se trata de una obra que empezó y se terminó durante su gestión. “Es una enorme alegría porque pudimos cumplirle el sueño a muchas familias palpaleñas que durante mucho tiempo esperaban poder contar con su vivienda propia”, declaró.


Frente a los funcionarios de Nación, y con una buena noticia de por medio, Morales quiso a toda la tropa mostrando unidad en el acto, organizado en conjunto por el Municipio y el Gobierno Provincial.


Cabe recordarse que en el inicio de sesiones del Concejo Deliberante había quedado en evidencia la brutal interna que se vive entre los sectores de la UCR que responden a Palomares y aquellos que se encolumnan detrás de Amaya. En esa ocasión, y en un hecho insólito, el intendente no concurrió al acto oficial a brindar su discurso y organizó una ceremonia distinta en otra fecha.


Frente a ese panorama, y ante la sensación de que los dos sectores no podrían convivir de cara al 2019, el gobernador aprovechó para juntarlos y, de paso, recordarles quién manda.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square