Internas por aquí, Internas por allá (Primera Parte)

Si alguien pensaba que las elecciones legislativas de octubre del año pasado traerían algo de calma a la política provincial, estaba equivocado. Los resultados, al parecer, no ordenaron el panorama y así es que estando todavía en el mes de abril, ya hay internas de todo tipo en las dos principales fuerzas políticas locales.


Hablemos, en primer término, de Cambiemos, esa coalición que llegó al Gobierno en 2015 y tiene desde entonces la responsabilidad de ser Oficialismo. La primera gran disputa interna se da nada menos que en la Capital, donde al otrora invencible Chuli Jorge, hoy se le animan. ¿Quién se le anima? En primer lugar, el todopoderoso ministro de Infraestructura, Jorge Rizzotti, quien dice tener vía libre para caminar el territorio y posicionarse. Pero además, desde el PRO, también asoma la cabeza el Director de Anses, Carlos Carrillo, quien a pesar de tener bajo nivel de conocimiento asegura tener el respaldo de la Casa Rosada.


Pero quizás la interna más desatada y visible en el Oficialismo se da en Palpalá, en donde el intendente Pablo Palomares enfrenta la rebelión del sector liderado por el diputado provincial, Carlos Amaya. Este último le sacó la presidencia del Concejo Deliberante a Palomares, hecho que motivó que el intendente no fuera a la apertura de sesiones e hiciera un acto aparte, al que fueron la senadora nacional, Silvia Giacoppo, y la diputada nacional, Gabriela Burgos, aunque evitaran darle difusión. Amaya reconoció públicamente la tensión con su correligionario y sugirió que el mejor modo de dirimir las cosas era en las PASO.


Las internas, sin embargo, no quedaron reservadas al Poder Ejecutivo, ya que en la Legislatura también se vivieron días tensos dentro del Bloque Oficialista. Lo que ocurrió fue que el diputado Ramiro Tizón opinó sobre la Megacausa, y sugirió que impulsarían el jury al juez Cruz. Pero a las pocas horas, su par y jefe de Bloque, Alberto Bernis, salió a desmentirlo públicamente, diciendo que no habría ningún juicio político al juez, y que Tizón habría opinado a título personal. El descontento en el Bloque por ahora parece controlado, pero crecen las voces que critican la falta de libertad para opinar y la exagerada disciplina partidaria que se exige.

Por último, están las desavenencias que viene teniendo el sector peronista aliado a Morales en el Gobierno. Carlos Haquim, que busca volver a acompañar al gobernador en la fórmula, disparó munición gruesa contra lo que supo ser el Frente Renovador, despotricando contra Massa, su cambio de discurso y todos aquellos que lo siguieran, y exigiendo lealtad irrestricta al proyecto político de Morales. Algunos, como el ministro de Gobierno y Justicia Agustín Perassi, salieron rápidamente a reafirmar su pertenencia al Oficialismo. Otros, como el diputado nacional Alejandro Snopek, procuraron mantener su fidelidad a Sergio Massa y seguir dentro del espacio político del tigrense.


He aquí un breve resumen de las principales internas que viene sufriendo el Oficialismo. Falta un año y medio para las próximas elecciones, en las cuales se disputarán cargos Ejecutivos y Legislativos, por lo que es de suponerse que las cosas vayan in crescendo. ¿Cómo seguirá el panorama? Continuará…





Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square