Palomares, en pie de guerra con Rivarola

El intendente de Palpalá, Pablo Palomares, encaró el mes de abril asumiendo que la situación con la Oposición en el municipio irá de mal en peor. E identificó desde hace tiempo a quién echarle todos los focos de su bronca: se trata nada más y nada menos que del histórico Rubén Rivarola, diputado provincial y presidente del PJ de Jujuy.


La tensa situación llegó a un punto límite hoy, con el inicio de sesiones del Concejo Deliberante local, en la que el jefe comunal pegó el faltazo de manera intempestiva. ¿Qué hizo Palomares? Presentó un escrito justificando su ausencia, acompañado de una copia de su discurso.


Más allá del desprecio institucional, y de haber desaprovechado una chance de comunicar sus planes a la comunidad local de cara al 2018, el intendente palpaleño no quiso prestarse al juego que se viene dando dentro del Concejo Deliberante, con movimientos que lo han debilitado seriamente el último tiempo.


Cabe recordarse que la semana pasada, Palomares había manifestado su tristeza y bronca en sus Redes Sociales, expresando que se estaban produciendo maniobras que pretendían quitarle gobernabilidad. A la par, le había hecho un tiro por elevación a Rivarola, reafirmando que en su municipio no se privatizaría el servicio de recolección de residuos.


La estrategia del jefe comunal parece ser identificarse con el lugar de víctima, y ubicar en la vereda de enfrente a los que especulan y hacen negocios con la política. Cabe esperarse que ese sea su discurso de ahora en más y que no le tema a la polarización con Rivarola.


Mientras tanto, el actual presidente del PJ jujeño está decidido a avanzar en su construcción política de cara a 2019, y considera el territorio de Palpalá como su principal bastión, y el epicentro de esa construcción.


Editoriales
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square